Honduras.- Cada vez es más común que los estragos que dejan los videojuegos en los menores causen conflictos con los que los padres no pueden lidiar.

Y es que muchas veces las consecuencias de permitir que los chicos jueguen videojuegos como “free fire” han sido que los infantes tomen actitudes violentas que incluso dormidos tienen presente.

En redes sociales, también se ha dado a conocer un video, donde pobladores de Salamá, Olancho, se encuentran alrededor de un joven al cual mantienen atado luego de presentar actitudes violentas.

Como con su comportamiento temían que fuera a atentar contra la vida de alguno de los habitantes de dicha localidad, su familia prefirió atarlo con sogas y encerrarlo.

Muchos de los vecinos argumentaron que el jovencito quien cuenta con 15 años de edad se mantenía en un estado de posesión demoniaca, por lo que acudieron varios de ellos a la vivienda para realizar rezos buscando que la mala entidad que lo estaba atacando se desprendiera de su cuerpo.

Son varios los videos que se dieron a conocer de éste caso, en el que de nueva cuenta el multijuego en línea es el protagonista afectando a un menor de edad.