Monterrey, Nuevo León.- La falta de agua que se está viviendo en el estado de Nuevo León, los ha llevado a presentar un estado de emergencia.

Según lo informado por el Servicio de Agua y Drenaje, para que las preses vuelvan a tener la suficiente capacidad se requiere de que en fenómeno meteorológico como un huracán llegue a dicho estado.

A pesar de que se está implementando la suspensión de servicio de agua durante 18 horas  diarias, se establece que este acto es solo para prepararse para el verano, temporada donde le consumo del vital líquido es más alto.

Por su parte Juan Ignacio Barragán dejó en claro durante una rueda de prensa que «Estamos en emergencia, sí, cuánto va a durar esta emergencia, hasta que tengamos recuperados los niveles de las presas, no llenas, para llenar Cerro Prieto necesitaríamos (un huracán) Alex o Gilberto, pero de perdido a la mitad, necesitaríamos un huracán o una tormenta tropical fuerte que llegue a la zona citrícola»