Irvin Sepúlveda

Altamira, Tamaulipas.- Este día, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Altamira, Luis Manuel Pinete Gutiérrez, dio a conocer que se encuentran preocupados por las nuevas restricciones que trae el decreto sanitario, anunciado el pasado quince de enero.

El entrevistado señaló que algunos rubros como el sector restaurantero, sufrirán consecuencias más severas como la reducción de la capacidad a un 75% y ajustes al horario de cierre, sin embargo, es necesario acatar estas medidas para evitar que se intensifiquen.

Pinete Gutiérrez aseveró que otro tema que podría traer afectaciones económicas, son las restricciones en la venta de bebidas alcohólicas, pues se estima que un 50% de los establecimientos de comida, ofertan productos de este giro.

«Hay giros que tienen restaurante y que venden alcohol y fueron limitados los horarios así como la capacidad que tuvo cambios al 75% y bueno esto si puede afectar un poco pero es una necesidad por salud pero de eso en fuera no habido más detalles y bueno hemos visto que la gente casi no ha salido y queremos pensar qué es porque se están cuidando ante el incremento de contagios que se ha reportado en la zona», dijo.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Altamira detalló que aunado a las restricciones sanitarias, se suma la «cuesta de enero», en la que los comercios ven una caída en ventas por los gastos que tuvo la ciudadanía en la temporada decembrina.

Manifestó que en la zona centro de Altamira, se ha observado como algunos establecimientos de diferentes giros, lanzan  promociones en productos variados para poder hacerle frente a una mala economía.

«Ya algunos comerciantes están buscando alternativas para poder vender sus productos con algún tipo de descuento y ofertas se estarán haciendo estrategias por parte del comercio cómo rematar algunos artículos», finalizó.