Cd. Victoria, Tamaulipas.- Cuando le checaba el agua al radiador un empleado terminó atropellado por su propio vehículo.

El accidente ocurrió en los patios de una estación de servicio que se encuentra en el crucero del Nueve Berriozábal.

Para atender al empleado lesionado acudieron paramédicos de Cruz Roja, determinando que no ameritaba ser trasladado a un hospital.

Después de ser atendido por los técnicos en urgencias médicas el empleado se retiró del lugar a bordo de su propio vehículo.