Guillermo Ochoa presumió su nuevo look en el entrenamiento del Standard de Lieja. El guardameta optó por cortarse sus característicos “chinos”, para mostrar un peinado diferente al que tenía acostumbrado el mexicano.

Todavía en el duelo del fin semana ante el Sint-Truiden el cancerbero tenía el cabello largo. En ese cotejo cometió un error, mismos que le costó el empate a su equipo, mismo que hizo el gol de la victoria en el tiempo agregado.

Los comentarios que tuvo la publicación del equipo de Bélgica fueron favorables para el nuevo look de Ochoa, incluso Alexandre Grosjean, CEO de la institución subió una foto con el portero.

Tras cinco fechas en el torneo, el Standard de Lieja marcha en la cuarta posición y su próximo compromiso será el sábado ante el Eupen, quien está en el lugar 13.