¡Quienes serán los apóstoles!

256

Chano Rangel

Sin lugar a dudas la reunión con la bancada de Morena en el congreso de Tamaulipas, del gobernador electo, Américo Villarreal, puso pausa y dio pie a que se calmaran las aguas, alguien les dijo a los diputados morenos, que el pleito no era la salida; insólito era ver al neoliberal de Humberto Prieto, defender estilo porro el acceso de personas ajenas al congreso tamaulipeco.

Quizá Prieto Herrera es el de más experiencia, del congresista reynosenses, Magaly Deandar, nada se puede decir, su vida y tiempo la tenía en McAllen, era una mujer de casa, acostumbrada a otro tipo de vida al otro lado del Río Bravo.

Del legislador Ovidio García tampoco se puede decir gran cosa, salvo que es diputado y punto, para Marco Gallegos, que representa la inclusión social, es algo digno de reconocer, su trabajo y tesón para llegar hasta el congreso local.

De Matamoros, Beto Granados, la verdad tampoco abono nada a la paz y tranquilidad del morenismo en el recinto legislativo, porque quizá la inexperiencia dio pie a arrebatos que se traen los reynosenses; y donde los diputados de Matamoros, como Isidro Vargas, hicieron bien en no tomar partido por ningún grupo interno.

Difícil es que desde el congreso salga algún apóstol para la próxima administración estatal, a menos de primer nivel, lo ludo, Doña Úrsula Mujica, sería mejor que dejara ese lugar a otra persona con más capacidad negociadora, y que su paso por el congreso sea recordado como mesurada y digna representante popular, no por andar tomando teléfonos ajenos o destruyendo el patrimonio del congreso de Tamaulipas.

Su paso por el congreso no le ha sido fácil, si su mismo tío aseguro que si la ve, no la conoce, que más se puede decir de esta triste historia, lo único cierto es que son oposición, no por votos, si no por falta de pericia e inteligencia, no supieron conservar lo ganado y ahora lloran su perdida con lágrimas ajenas.

El próximo gobernante, tendrá que seleccionar muy bien a su equipo, un equipo que debe de estar fuera de toda duda, de suspicacias y que demuestren el verdadero sentir de la 4T, de no mentir, no robar y no traicionar, con esos apostolados tendrá que iniciar a analizar cada uno de los perfiles, comenzando por el de primer nivel.

Serán más de 12 secretarios, un monto doble de subsecretarios, otro tanto de directores generales y coordinadores de áreas estratégicas, que seguramente serán los primeros en salir, pero si estos se hacen con gente ligada al pasado, de dudosa reputación y con un currículo poco digno de ser presentado, entonces la burbuja se romperá muy rápido y el desencanto popular comenzará desde el primer día de gobierno.

El doctor Villarreal Anaya, llega con todas las atribuciones que dan las urnas, con la esperanza de hacer las cosas distintas, de darle espacios a los tamaulipecos con capacidad y honestidad probada, regresar al pasado, sería un error, los tamaulipecos quieren ver un cambio de fondo y de forma.

De quienes pueden ser los próximos apóstoles, aún no se sabe nada, solo que a

través de las redes a dicho el gobernante electo, que está viendo perfiles y analizando a los personajes que deberán acompañarlo en esta encomienda, que salvo lo que digan los tribunales, esta historia comenzara el próximo primero de octubre de 2022.

Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

A propósito de Reynosa y la licencia del alcalde Carlos Peña, que solicito al cabildo, le comparto lo siguiente.

El artículo 38 del código municipal establece claramente los procesos de solicitar licencia de un miembro del cabildo, en sus bases están, por ejemplo, la fracción II, donde se expondrá y darán motivos de la separación, y esta no podrá exceder de los 10 y 15 días, sin embargo, la ley en las facultades que otorga, está la causa justificada y esta licencia podrá durar hasta que se determine y exprese la causa que lo origino, y la licencia estará en función.

Por razones políticas, de suspicacia y fuego amigo, el entorno se vuelve tema diario y de análisis, pero son cosas muy distintas que un politólogo haga referencias a la licencia el alcalde Carlos Peña, a lo que realmente la ley otorga en sus facultades como ciudadano electo democráticamente. De darse lo contrario se violentarían los derechos humanos del individuo, establecidos en los artículos 6,7 y 24 de la constitución mexicana, en protección a la intimidad y privacidad de las personas.

La aplicación del artículo 33 del código municipal, no es cuestión de debate, porque no se ha violentado en ningún momento, el alcalde suplente asume sus funciones y el ayuntamiento funciona correctamente, que no se confunda la gimnasia con la magnesia. Es cuánto.