Por Jaime Alberto Rodríguez Sánchez

El autor es Maestro en Historia por El Colegio de San Luis A.C.

[email protected]

Tamatán es un espacio ubicado al poniente de Ciudad Victoria, el fundo original data de mediados del siglo XVIII. Posteriormente, se convirtió en un rancho ganadero, y luego se transformó en una hacienda, la cual tuvo varios propietarios, como Francisco Lerma y su familia. En 1894, el Teniente Coronel Manuel González hijo compró la finca agrícola y ganadera a sus antiguos dueños.

La hacienda de Tamatán floreció durante el Porfiriato, pero declinó durante la Revolución Mexicana de 1910, pues el hacendado y sus herederos se vieron afectados por una serie de dificultades económicas. Como consecuencia, la propiedad fue arrendada y finalmente vendida por los hijos de González al Gobierno del Estado en 1922.

El Gobernador en turno, el General Cesar López de Lara decidió instalar en el casco de la antigua finca, una Escuela Regional de Agricultura con tierras necesarias para que los alumnos realizaran sus prácticas agrícolas.

Además, se autorizó al Ejecutivo Estatal vender y arrendar los terrenos sobrantes de la ex hacienda a los particulares. En 1931, el Gobierno de Tamaulipas firmó un contrato con la Federación, en el que transfirió la Escuela Regional de Agricultura para convertirla en Escuela Central Agrícola. Años más tarde, en 1934, la Central Agrícola fue transformada en Escuela Regional Campesina. Esta mutación se vio acompañada del fraccionamiento de un parte de los terrenos de la Escuela Regional para establecer el Ejido 7 de Noviembre en 1936. Las tierras estériles por su uso a través del tiempo y la cercanía con la ciudad, determinaron que la escuela no se transformara en Escuela Práctica de Agricultura, sino en Escuela Normal Rural “Mtro. Lauro Aguirre” que funcionó de 1943 a 1969.

Te puede interesar: https://minutounotamaulipas.com/opinion/otra-esplendorosa-finca-de-tamaulipas-la-hacienda-de-san-pedro-de-los-saldanas-en-jaumave-106812

Durante este período hubo transformaciones que alteraron el paisaje, por lo que la comunidad de Tamatán pasó de ser un espacio rural a uno urbanizado, debido al crecimiento de la población, a las tierras sobrantes, a la invasión de terrenos y a la cesión de propiedades para instituciones públicas.

Es importante considerar que el espacio que comúnmente conocemos como Tamatán engloba elementos de gran importancia histórica como: la Pedrera que era una explotación de grava para el amortiguamiento de las ferrovías y la Estación de Ferrocarril, así como el Camino Real a Tula y sus atractivos, entre ellos y el más importante, el Balcón de Montezuma y los vestigios arqueológicos que son las pinturas rupestres. Estos sitios se encuentran sobre la antigua Carretera 101, en donde también podemos apreciar la Iglesia del Caminero y el Cerro Agujerado. Ya en lo urbano, destaca la Calzada de Tamatán, antes Núñez de Cáceres y ahora avenida General Luis Caballero, la que es actualmente una arteria principal de Ciudad Victoria, pero que en un principio fue el Paseo de Tamatán.

Como parte de la cesión de terrenos para construir dependencias gubernamentales, se erigieron edificios públicos, la Cárcel del Estado, el Zoológico, el DIF estatal, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), las oficinas de la Secretaría de Educación Tamaulipas, la Sección 30 del SNTE, el Hospital Infantil, la Delegación Estatal de SAGARPA, el Lienzo Charro «Pedro José Méndez» y una Escuela Primaria y la Secundaria Número 1 “Lic. Adolfo Ruiz Cortines”, así como el Colegio Particular Justo Sierra.

Paralelamente y durante la última década del siglo XX, se fundaron varias colonias y fraccionamientos populares. Destacan alrededor del complejo de Tamatán, el conjunto habitacional «Lic. Luis Echeverría», los fraccionamientos «Luis Quintero» y Rincón de Tamatán, las colonias de la San Marcos, Américo Villarreal Guerra (Ejido 7 de Noviembre), la Colonia 7 de Noviembre, la Nacozari, la Compuerta, la Echeverría, la Estudiantil, las Flores y la colonia del Maestro.

Es posible que la fundación de estos centros de población tuvo que ver con la construcción de la Carretera 101 tendida en 1960 que conectó a Ciudad Victoria con los municipios del Antiguo Cuarto Distrito de Tamaulipas y de ahí a San Luis Potosí y el centro del país. Esta vía de comunicación facilitaría la llegada de nuevos habitantes a la ciudad, los que en su mayoría se trató de grupos de familias de Jaumave y Tula.

Te puede interesar: https://minutounotamaulipas.com/opinion/matalos-en-caliente-ciudad-victoria-tamaulipas-mas-de-tres-decadas-de-paz-orden-y-progreso-106761

Por su parte, la Calzada de Tamatán y luego el libramiento “Emilio Portes Gil” se convirtieron en la ruta de salida hacia los municipios del Antiguo Cuarto Distrito y estados del centro del país. En estas importantes avenidas se ubican algunos monumentos importantes que han pasado a formar parte de la cotidianidad de nuestra comunidad, nos referimos a los monumentos del Licenciado Adolfo López Mateos y del Licenciado Emilio Portes Gil, este último conocido comúnmente como «El Mono.» A pesar de esta importancia descrita, el poniente de Ciudad Victoria donde está ubicado Tamatán, ha perdido ese sentido de identidad, de referencia de lo propio.

Así, el espacio que comprende Tamatán es un área de población marginada y vulnerable, estigmatizada por problemas de pobreza, inseguridad, violencia intrafamiliar, drogadicción entre otros. Actualmente enfrentamos problemas nacionales y no es la excepción en Tamaulipas, la existencia de problemáticas que han descompuesto el tejido social.

Sin embargo, sus habitantes desconocen que viven en un espacio territorial que posee gran riqueza cultural, históricamente la ubicación de la ex hacienda y luego de la Escuela Agrícola y Normal Rural, ocuparon el conjunto de edificios que representan un Patrimonio Histórico y Arquitectónico.

Así mismo, es un espacio que constituye Patrimonio Natural (Biocultural), debido a la presencia de la Sierra Madre Oriental y el río San Marcos.  Por esta y otras razones es importante conocer la historia de Tamatán, la modificación del paisaje natural, el crecimiento demográfico y la urbanización de uno de los sectores de Ciudad Victoria.