¡Péguenle al árbitro!

Desde hace dos semanas, los partidos Verde, PT y Morena, de manera sistemática han comenzado un ataque a la autoridad electoral, hasta Alejandro Rojas, asegura que habrá elección de estado, y que por eso el merolico plantea que el INE atraiga la elección, sin embargo, el fondo va más allá.

Después de que el gobernador Cabeza de Vaca, les ganara la pisada y con los pelos de la burra en la mano, exhibiera todas las trácalas que iba a dar a conocer el delegado de este partido, Ernesto Palacios, se quedaron mudos, el gobernador en su conferencia dio pelos y señales, dejando mudos a los adversarios que, en lugar de debatir y dar una explicación de lo sucedido, decidieron emprender una batalla en contra del árbitro electoral.

Ninguno de los partidos políticos, de la candidatura común a desmentido lo dicho por el gobernador, en su lugar ahora de manera sistemática atacan al IETAM, acusándolo de parcialidad, incluso los argumentos para que su postulante no asista al debate, son inverosímiles.

De todos los señalamientos hechos al abanderado morenista, petista y verde, no ha respondido a ninguno, por lo pronto su hijo tramitó un amparo judicial, para protegerse no sé de qué, si sus alegatos dicen que es inocente, el que nada debe nada tema, pero, así las cosas, escudándose

en la justicia federal, ya camina con amparo en mano, pero de los depósitos de dinero y de todas las complicidades, que se les acusa solo guardan silencio y esbozan una sonrisa nerviosa.

Mire lo que son las cosas, la soberbia poco ayuda, al principio Reynosa, representaba dos votos así lo dijo el aspirante morenista, pero hace unos días tuvo que ir a digerir su orgullo y pedir ayuda, en los hechos hubo varios eventos que dieron muestra del poderío de la ex alcaldesa Maki Ortiz y su hijo Carlos Peña, ¿se daría cuenta, que Luebbert y compañía, solo acarreaban tragedias? Tuvo que recurrir a lo que en un principio desdeño, y ahora también el mismo Alejandro Rojas, firma que el candidato le habló para pedirle su ayuda, entonces la señal es clara, para el que sabe y entiende de política.

Si las cosas en política, son como las matemáticas, pero al revés, entonces queda claro, que las encuestas y dichos, rezos, todo lo expuesto, no son gratos para el bunker morenista, la política de atacar al árbitro electoral es una forma muy cruel de curarse en salud, y buscar culpables de su andar y de los resultados obtenidos.

Atacar y atacar y día sí y otro también, se ha convertido en el discurso diario de campaña, no solo del candidato, sino de todos sus seguidores, ya se escuchan en las calles, esta vociferación, alegando que el IETAM, será cómplice de sus descalabró. Dejando claro que sus argumentos no les dan para la victoria.

El discurso del odio y la división, hace presa de la campaña morenista, de los buenos y los malos, aunque aquí estaría bien preguntar ¿de qué lado están? ¿Quiénes son los corruptos? Y ¿Quiénes son el viejo sistema de privilegios? Quizá en ese tema, mucho podría explicar el abanderado de la candidatura común, analizando su equipo de campaña, quizá ahí tenga las respuestas a todos esos señalamientos del pasado de privilegios, bien podría comenzar por el mismo y de ahí para abajo.

Por lo pronto el próximo domingo será del debate entre los aspirantes, como se prevé solo serán dos Arturo Diez y César Verástegui, el morenista no fue acusa al instituto electoral de Tamaulipas, de parcialidad, al cronómetro, a la moderadora, y a todo aquellos que no se haga a su modo y forma de pensar, al más puro estilo lopezobradorista, sin embargo, el árbitro electoral de Tamaulipas, ha hecho un trabajo excepcional en este proceso electoral, hasta lo que va de esta contienda.

Antes y después del debate, las cosas podrán cambiar, pero solo una se mantendrá firme, los ataques de Morena y compañía hacia el IETAM, esa es su estrategia de intimidación y su bandera de la mitad de la campaña, cuando los trapos sucios salieron al sol.

Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

La semana concluye y la problemática del agua continua, desde centro del estado al norte de Tamaulipas, municipios como Reynosa, Río Bravo, San Fernando, Valle Hermoso, tiene serios problemas como el abasto de agua potable.

Derivado de escasez de agua en los distritos 025 y 026 del Río Bravo, no se atendió el riego en los cultivos de esta región, dejando todo al sistema de temporal, que se mejoró con las lluvias pasadas, que prácticamente fueron las que salvaron la cosecha del ciclo temprano.

La cosecha a comenzando y los agricultores esperan tener buenos resultados, en las más de 750 mil hectáreas que se siembran en esta zona del estado, las lluvias aún están latentes, pero no llegan incluso si llegara algo de lluvia, mejoraría algunos cultivos aseguran los expertos.

Sin embargo, las mayores afectaciones de escasez de agua, son las zonas urbanas, donde la población recibe poco líquido potable, y las autoridades como el edil Carlos Peña de Reynosa, hicieron un llamado a toda la población para ser responsables en el consumo y uso de agua potable.

Los fuertes calores continuarán, y se hace necesario tener un adecuado uso el agua potable, hay poca y es responsabilidad de todo cuidarla.

Noticias Relacionadas