Pasado Meridiano

Por: Gricelda Guerra Romero

Se acabó el despilfarro

Siguen aflorando excesos cometidos durante la administración de Jesús de la Garza, como sucedió en la distribución de combustible, donde todo mundo metió mano, funcionarios no conformes con los buenos salarios que percibían todavía se ahorraban el combustible, echando mano de la que debió ser destinada para las áreas operativas.

Pues bien la voracidad de esos colaboradores de Jesús de la Garza fue lo que ocasionó que en varias ocasiones resultaron afectados los menores que utilizaban el transporte, que el municipio ponía a disposición para que acudieran a las escuelas ubicadas en la zona centro, así como otras áreas operativas que a término de la administración, pues de plano suspendían actividades por la falta de combustible.

Así que en esta administración encabezada por Mario López pues cierran la llave, así que se acabaron esos tiempos de despilfarro y el combustible será destinado, principalmente para todas aquellas áreas operativas como Espacios Públicos, Limpieza Pública, Protección Civil entre otros, y salvo algún caso que amerite se le entregue algún vale de combustible, pues deberá ser plenamente justificada su solicitud.

Por lo que todo funcionario administrativo tendrá que poner de su bolsa para que su vehículo traiga combustible y no que le cueste al municipio, como sucedió descaradamente en la pasada administración. Así que habrá más medidas de control con los vales de combustible, estarán más que supervisados a quienes y para se les entrega. Todo esto dentro de las medidas de austeridad en el municipio de Matamoros.

Por cierto siguiendo por los rumbos de Matamoros, hay quienes deberían aplicar aquello de calladito se ve más bonito, pues es el caso del diputado local Hilario González, quien se nota que desde que asumió la curul en el Congreso del Estado, pues ya no anda circulando por las calles de Matamoros, al menos por las calles al sector oriente de la ciudad, ya que nada más se pone a opinar sin comprobar que tan veraz es las versiones de terceras personas.

Pues bien el legislador en un afán de llamar la atención de los medios se puso a hacer declaraciones sobre la pavimentación de la Avenida Cantinflas, señalando que dicha obra fue porque ahí vive el alcalde Mario López, pero lo peor del caso es que se atreve a afirmar que dicha arteria se encontraba en buenas condiciones, pero acaso es que sus piecitos nunca anduvieron por aquellos rumbos, y no le toco lidiar con baches o mejor dicho cráteres que ponían en jaque a los conductores que debían hacer pericias para no caer en los profundos baches. Re encarpetado que mucho lo agradecen, alumnos, docentes, del Tecnológico, COBAT 02, así como miles de empleados de la industria maquiladora y qué decir de los miles de ciudadanos que radican por aquel sector.

Lo más triste del caso es que el panista Hilario se preocupa más por criticar a otros cuando él debería mirar su pobre desempeño como legislador, pasando sin pena ni gloria en el Congreso del Estado; no se vaya a convertir en el Carmelito Salinas de los diputados por aquello de que le gusta opinar de todo, aun cuando desconozca del tema.

Por otra parte en el municipio de Reynosa en estos días se estarán dando a conocer los nombres de los nuevos funcionarios municipales, mientras que otros serán ratificados en el cargo, como sucedió con el Secretario de Obras Publicas Eduardo López Arias, esto sucedió en la pasada sesión de cabildo, donde esta ratificación fue el único punto a tratar.

Aunque la ratificación no fue por unanimidad como se esperaba, ya que los cuatro regidores de Morena pues fueron el prietito en el arroz, al votar en contra de dicha ratificación, aunque esto de poco sirvió al ser aprobado por la mayoría.

En otro orden de ideas, en Ciudad Madero el alcalde Adrián Oseguera Kernion salió al tajo al hablar ante los medios de comunicación sobre la acusación que le hiciera el abogado Carlos Turrubiates, presunto militante de Morena que sufrió una agresión, responsabilizando de ello al edil.

Y es que a través de las redes sociales el abogado transmitió cómo lo habían, dejado tras recibir la agresión, responsabilizando al alcalde Adrián Oseguera de ser el autor intelectual, pero el alcalde no se quedó callado y ya dijo claramente que si hay pruebas de ello pues que las presenten.

Por lo que Turrubiates deberá probar la responsabilidad de edil, el cual junto con un equipo de abogados ya entable una acción penal, por las acusaciones vertidas en su contra a través de las redes sociales dañando su apellido y de paso su desempeño como alcalde.

Basta recordar que durante el pasado proceso electoral, fue precisamente Carlos Turrubiates se prestó para calumniar a Adrián Oseguera, cosa que tiene muy clara el edil, por lo que ahora nuevamente el abogado está  buscando provocarlo, por lo que el alcalde afirma que no caerá en su juego político, pero eso si no permitirá que manchen su nombre.

Y para finalizar este martes asumió la dirigencia estatal del de la CNOP el ex legislador federal Pedro Luis Coronado, mejor conocido como Peluco, quien rindió protesta en Ciudad Victoria ante la presidenta estatal del Partido Revolucionario Institucional, Yahleel Abdala.

Noticias Relacionadas