¡Ha llegado el momento!

Chano Rangel

Estamos ante el último día hábil después de las elecciones en Tamaulipas; el próximo lunes muy seguramente sabremos quién gobernara el estado, los analistas nacionales, dan como seguro que Morena, se quede con Tamaulipas, pero las encuestas internas del bunker, dan una competencia súper pareja, de un lado y de otro entre “El Truko” Verástegui y Américo Villarreal.

Si es de analizar que, en esta campaña, las encuestas se prostituyeron, su credibilidad esta por los suelos; no hubo una realmente seria que diera un referente de lo que estaba pasando en tierra, de las más de 40 encuestadoras que aparecieron, solo una hizo una medición en tierra, las demás fue vía telefónica, y en muchos casos a muchos kilómetros de distancia de Tamaulipas, con llamadas a unas mil personas, en un universo de 2.5 millones de electores; estas no garantizan nada.

Lo que se ve y se vive en las calles, no concuerdan con ninguna encuesta, y ahí es donde se dará la sorpresa y el resultado final, quizá algunos se sorprendan y otros más queden atónitos, lo cierto es que, en Tamaulipas, será una lucha cerrada por la conquista de la gubernatura.

Este también valido señalar, que mucha de esta competencia se da desde las elites del poder, el presidente con su protección a los delincuentes, hizo estragos en los discursos de sus candidatos en los seis estados en disputa, y su visceral forma de gobernar, deja un vacío que los líderes locales aprovechan sus adversarios para crecer, dejando un camino largo y sinuoso a su paso.

La lucha por la gubernatura en Tamaulipas, se da también en espacios sociales, donde la clase media, clase alta, media alta, líderes sociales y sindicales, también el sector rural y agropecuario están en apoyo abierto al “Truko” Verástegui, y un sector popular fortalecido con una estructura priista bien aceitada, que dará mucho de qué hablar esta elección.

La suma de lo más podrido del priismo a Morena, le ha restado muchos puntos, el viejo PRI, se fue hacia el morenismo, pero no sumo nada, solo restas y agandalles, nada de colocar votos, este viejo sistema no está impuesto a meter nada de su bolsa, acostumbrados a que el estado pagaba todo, el apoyo es más mediático que de fondo, su única finalidad es estar en el poder de nueva cuenta para seguir chupando del erario público.

Ahora bien, los jóvenes del PRI, los que no se fueron cuando el barco empezó a hundirse están dando una pelea férrea, con las estructuras, y se ven en todas partes, esta puede ser una diferencia a la hora de votar, no lo pierda de vista.

Pero ya falta poco los equipos de campaña, los cuartos de guerra están en ebullición, no hay momento para nada más, es todo o nada, el domingo sabremos quien se lleva la corona.

Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

Alarmante es el crecimiento del populismo, en Colombia las últimas encuestas (allá si funcionan) dan como posible ganador al candidato sin partido Rodolfo Hernández, un ingeniero de 77 años, ex alcalde de Bucaramanga. La última medición lo coloca con el 52% de las preferencias.

Desde el mes de marzo del año en curso en Chile Gabriel Boric, socialista asumió la presidencia de ese país, un luchador social, que encabezo las manifestaciones en las calles del país andino, para protestar al gobierno en turno, ahora es el presidente y su desempeño aún está por verse.

Si sumamos a Jair Bolsonaro de Brasil, Alberto Fernández de Argentina, veremos como en el cono sur, este populismo social, ha ido en aumento, donde su principal bandera de lucha ha sido la desigualdad social, que al final de estos gobiernos, como se ha podido ver, termina peor que como comenzaron, pero ahí está la alerta roja, su crecimiento es innegable.

Noticias Relacionadas