Apuntes

1348

Por: David Dorantes

Emigrar al periodismo digital ¡YA!

Se están vaciando tanto las salas de redacción, como las cajas de ingresos económicos de los medios masivos de comunicación, desde hace más de una década y dentro de la vorágine que produce la toma de decisiones para sobrevivir, existe más de una posibilidad que resultará un pequeño paliativo. Ante ello, es urgente emigrar al periodismo digital ¡YA! Aclarando, está evolución va más allá de la nota periodística, sino hasta dejar el pensamiento análogo.

Es evidente que las actuales generaciones traen puesto otro chip; sin tener el mayor conocimiento sobre antropología social y menos aún de la forma en que la transferencia del conocimiento modifica a un individuo, es un hecho que lo comenta cualquier madre de familia, empatado con lo que se vive en cualquier medio. Sí las sociedades están evolucionando, incrementando sus consumos de información ¿Por qué no se está viviendo esa transformación en la misma velocidad en los medios?

Tras el arribo de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, por conversaciones que he sostenido durante semanas con empresarios de los medios y con encargados de las coordinaciones de comunicación social desde lo estatal, hasta lo municipal, invariablemente reflejan incertidumbre por los tiempos que se avecinan, por no contar con un fuerte arraigo en la opinión pública, de la imperiosa necesidad de actualizar herramientas de trabajo para aprovechar las multiplataformas, contra la posibilidad de menguar los flujos económicos para afianzar cualquier operación comunicacional.

Publicar notas en internet eso no significa hacer periodismo digital, menos aún, ser un millenials no es un indicativo que garantiza que no tendrá pensamiento análogo. Justo ahí estriba el problema de los medios de comunicación y de los mismos periodistas, pensar que al abrir plataformas como Facebook o trabajar para un sitio web los convierte inmediatamente en entes comunicacionales digitales que van a conectar con su ciberlector: no es así. Menos cuando las piezas informativas no cumplen con los mínimos estándares de las tendencias en los consumos de información, que sean éticos, épicos y estético.

Informar ya no es suficiente, ahora es crucial provocar emociones del público. Ya no se trata de hablar a las masas, sino con conectar con el ser. Eso lo debe entender el empresario de los medios, pero sobretodo comprender y trabajar el periodista para sobrevivir a la evolución que empezó –por decir lo menos- desde el cambio del milenio, pues en el cruce milenario anterior surgieron los periódicos impresos, ahora fue la blogosfera.

No se morirán los periódicos impresos porque persiste un público que todavía los consume. Con el contexto actual es urgente emigrar al periodismo digital; en ese sentido, este sábado acabo de terminar de trabajar con la Red de Mujeres Periodistas de Reynosa, Tamaulipas, encabezadas por la experimentada periodista Rosalía Quintá, y coincidieron con evolucionarse. Este fin de mes estaré en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, gracias a la invitación de la Asociación de Periodistas de Oaxaca, además del ícono del periodismo oaxaqueño, Lupita Thomas. ¿Emigrarán los medios? ¿Usted qué opina? www.daviddorantes.mx