Eleazar Ávila…

 

Porque en la semana lo que han sobrado son

divertidas listas de sabores, sobre la conformación

del futuro gabinete de Américo Villarreal Anaya,

habría que recordar la parte que muchos pasan de

largo.

 

Me refiero a lo que cita el artículo 41 de la

Constitución Mexicana, donde ayer dimos aviso y

seguimiento, sobre la paridad de género.

 

Sí, en la primera parte se establece que “el pueblo

ejerce su soberanía por medio de los Poderes de la

Unión, en los casos de la competencia de éstos, y

por los de los Estados y la Ciudad de México, en lo

que toca a sus regímenes interiores, en los

términos respectivamente establecidos por la

presente Constitución Federal y las particulares de

cada Estado y de la Ciudad de México, las que en

ningún caso podrán contravenir las estipulaciones

del Pacto Federal”.

 

Pero luego, ahí está lo adicionado el 6 de junio del

2019, que como les comenté, es apunte oportuno

de Arturo de León y que cita: “La ley determinará

las formas y modalidades que correspondan, para

observar el principio de paridad de género en los

nombramientos de las personas titulares de las

secretarías de despacho del Poder Ejecutivo

Federal y sus equivalentes en las entidades

federativas”.

 

Un tema simple, pero pertinente en la circunstancia

de empatar los cartones, para evitar la egemonía

 

político-machista en todos los gobiernos

democráticos. Que “en la integración de los

organismos autónomos se observará el mismo

principio”.

 

Recordemos que en México, desde que en 1953

las mujeres votaron por primera vez a nivel

nacional igualando los derechos, no obstante

nunca fue suficiente y el patriarcado sigue siendo

un lastre, que demanda un análisis superior y

formal.

 

Fue hasta 2014 cuando finalmente con la Reforma

Político Electoral, es que se define el principio de

paridad en el registro de candidaturas. Por cierto,

reglas que comprometen, por ejemplo:

 

Que en las elecciones del 2023, quien elija a una

valiosa mujer en Coahuila, deberá determinar a un

varón en el Estado de México y viceversa.

 

Las candidaturas que propongan los partidos o

coaliciones, deberán ser un hombre y una mujer.

Por ejemplo, si ya sabemos que en Edomex va la

maestra Delfina Gómez por Morena, el varón

posible para Coahuila será….

 

Adivinaron, probablemente Armando Guadiana

Tijerina, hoy puntero en los amores, No de Morena,

pero si, de Andrés Manuel López Obrador, que no

es lo mismo, pero es igual.

 

Ejemplo respetuoso: Luego de esta asomada muy

leve sobre el tema de la paridadad de género,

siempre quedará en el ambiente, la idea de que, si

un partido no tiene una mujer de alta valía en una

entidad, pero tiene que asignar por género -porque

en el otro estado ya ubicó a un hombre-, los

presuntuosos varones de “alta experiencia” tendrán

que ser sacrificados.

 

Esas son las reglas y aplican para todo y para

todos…

 

Lo mejor de cada casa…

 

En el mismo sentido, ya muchos son los que se

preguntan, en el entendido de que aumentará la

representatidad de las mujeres en el gobierno que

inicia el 1 de octubre.

 

El análisis es fácil y pongamos a tres

personalidades, que pueden ser polémicas o no,

pero importantes al interior de Morena o en razón

de los acuerdos durante la campaña del Dr.

Américo Villarreal.

 

a.- La ex diputada federal, ex senadora, y ex

 

alcaldesa panista Maki Ortiz, ahora activista del

Movimiento de Regeneración Nacional. b.- La ex

diputada local priísta, ex diputada federal del PES (

realmente Morena, pues el “pexcadito” ya ni existe)

Olga Sosa, ex candidata guinda a la presidencia de

Tampico.

 

c.- Y una más, la que para muchos es sangre 100

% Morena. Me refiero a la coordinadora de la

bancada de Morena en el Congreso de Tamaulipas

Úrsula Patricia Salazar Mojica, quien es nada más

y nada menos, que sobrina de Andrés Manuel

López Obrador.

 

Por lo pronto quien no la conoce, ya se enteró

porque el PAN, la tiene tiene bajo proceso de

desafuero, por los audios en los que presuntamente

pide apoyos económicos. Vaya publicidad.

 

Del cuarto piso.- Y en el Congreso no se estresen

 

de más, que PAN está en su derecho de blindar a

la Jucopo que tiene “El Moyo” corriendo riesgos,

mientras que Morena hace lo propio para recuperar

el espacio que perdió Zertuche, por “distraido”.

 

De los aventones, creo que pronto estaré más

seguido en el graderio… donde confirmaremos que

todas las partes no tienen altura de miras en el

debate, pero si intereses.

 

Nostra Política: “Él es mi amigo más querido y el

más cruel de mis rivales, mi confidente y el que me

traiciona, el que me apoya y el que de mí depende;

y lo más espantoso de todo: es mi igual.” Gregg

Levoy.

 

correo: [email protected]

twitter. – @jeleazaravila