Adrián Alberto Sánchez Salazar, Magistrado del Supremo Tribunal de Justicia

Para cumplir con el mandato constitucional de brindar justicia pronta y expedita a la ciudadanía se requiere no abrir más juzgados sino más bien mudar por completo al nuevo sistema de justicia oral,afirmó el Magistrado del Supremo Tribunal de Justicia Adrián Alberto Sánchez Salazar.

“Mi percepción es que el día que migremos a la oralidad vamos a darle una solución más fácil, más ágil y más completa a las personas, y esto va a traer una disminución o una celeridad en los asuntos”.

“Esto es probablemente la solución, no obedece a abrir más juzgados sino buscar procedimientos que hagan más ágil la impartición de justicia”, agregó.

Sánchez Salazar destacó que siempre es posible tratar de buscar mejores soluciones y alternativas de justicia para la ciudadanía.

“En los últimos 10 años la carga más importante de trabajo que se ha incrementado es la materia familiar a lo largo y ancho del estado”.

En ese sentido Sánchez Salazar señaló que los juzgados con mayor carga de trabajo son los que se encuentran en Altamira Matamoros, Reynosa, y Victoria, que traen un promedio de mil 500 asuntos por año.

“Acciones sí se están tomando pero creo que sí debemos migrar a la oralidad porque lo visualizo desde mi punto de vista como una posibilidad de mejora sustancial en la impartición de la justicia”, dijo para concluir.