Víctor Molina

 Ciudad Victoria. –  Actualmente cientos de productores de la entidad, sobre todo del sector social; continúan enfrentando problemas de adeudo con particulares, banco y Financiera de Desarrollo Rural, cuestión que pone en riesgo su patrimonio por falta de pago.

Y muchos de ellos temen sufrir embargos por parte de estas instituciones y de particulares que les ofrecieron empréstitos, dijo, Griselda Dávila Beas; dirigente del comité municipal cenecista en San Fernando.

Esta situación de cartera vencida, menciona, los tiene temerosos de que puedan perder maquinaria o rancho; por ello se está buscando un acercamiento con las instancias con quien tienen este problema.

Pues con esto, indica, se busca una negociación para evitar los embargos; pero sobre todo para que el productor pueda ser nuevamente sujeto de crédito y eso es uno de los objetivos.

El problema de la cartera vencida, dice, se vino desde hace tres años, cuando el gobierno federal canceló más de 90 programas de subsidios para el campo; lo cual dejó a muchos agricultores con deudas impagables.

La práctica hasta hace tres años, explicó, era que el agricultor solicitaba un crédito para sembrar, y cuando le llegaban los apoyos del gobierno pagaba una parte; y la otra la liquidaba con un porcentaje de sus ingresos originados por la cosecha.

A eso y otras cosas, indica; se suma es que se elevaron los costos de producción, por ejemplo, el fertilizante se encareció hasta en un 300 por ciento.