Tamaulipas y Federación buscan alternativas de abasto de agua

 

Tras reconocer que a Tamaulipas le urgen nuevas fuentes de agua, como al resto de los estados que se ubican en la Cuenca del Río Bravo, el director general de la CEAT, Luis Javier Pinto Covarrubias, confirmó que el Gobierno del Estado y Federación, pusieron en marcha un estudio para encontrar fuentes alternas de abastecimiento de agua en la frontera, precisamente para poder atender los temas y compromisos internacionales a futuro.

Dijo que, “todos los que estamos en la Cuenca del Río Bravo tenemos la necesidad de buscar fuentes alternas, como Nuevo León, que tiene la opción de una nueva presa, para Tamaulipas, insistió la posibilidad son proyectos que ya se han analizado, uno tiene más de 12 años que se pudiera conducir el agua para uso urbano”.

Precisó que una de las opciones podría ser la realización de un colector marginal al Río Bravo y con ello, se estaría garantizando el agua para consumo humano y lo demás se destinaria a riego, evitando obviamente perdidas innecesarias.

“Estamos exhortando a los organismos operadores a extraer únicamente el volumen de agua al cual tienen derecho, ya que en algunos casos extraen más y esto es derivado de la ineficiencia en las plantas potabilizadoras y en la conducción del agua en las redes, por eso estamos exhortando a detectar fugas y repararlas”.

Pinto Covarrubias, comentó que al mismo tiempo, la Comisión Nacional del Agua está desarrollando un modelo de reglamentación del agua para la Cuenca del río Bravo, para cumplir con el tratado internacional de 1944, toda vez que se prevé se agrave la escasez de agua en los municipios de la frontera de Tamaulipas.

“Esto es para dar seguridad hídrica a la cuenca, ya que pensamos que se deben implementar acciones a nivel nacional que garanticen el abasto de agua”.

Explicó que el Gobierno Estatal tiene que garantizar la cobertura de agua potable en comunidades rurales y trabajar en el saneamiento y rehabilitación de las plantas potabilizadoras en las ciudades de mayor densidad poblacional, mientras que en la frontera se deberá cumplir con los compromisos internacionales.

El funcionario estatal, refirió que la responsabilidad de tratar el problema del abasto de agua recae 50 por ciento en la Federación y 50 por ciento en el Estado, y dijo que ya se buscan esos recursos.

Noticias Relacionadas