Victoria. – El diputado local de Movimiento Ciudadano; Gustavo Cárdenas Gutiérrez aseguró que se tiene que respetar el fallo de los ciudadanos expresado en las urnas el pasado domingo y respetarse el triunfo del doctor Américo Villarreal Anaya.

“El fallo es inobjetable y se tiene que acatar el fallo de los ciudadanos, los ciudadanos emitieron su voto y punto; hay que respetar, en la democracia se gana y se pierde, yo creo que no debe haber dudas”, expresó el legislador tamaulipeco.

En entrevista, antes de iniciar la sesión en el Congreso Local; Gustavo Cárdenas reconoció que con el mal gobierno de la actual administración estatal era imposible que Acción Nacional continuara en el poder.

“El mal gobierno que ellos representan está a todas luces que no iban a poder ratificar la continuidad de un gobierno que a todas luces fue corrupto; y a la luz de todo mundo, los moches y todo el dinero que estuvieron ‘abuchacando’ durante todos estos seis años, fue terrible el saqueo”, mencionó.

Al dirigirse al doctor Américo Villarreal pidió que el virtual gobernador electo elija a los mejores hombres y mujeres para incorporarlos a su gabinete.

“Esperemos que no vaya a haber aviadores; que sea un gobierno que tenga pluralidad en su gabinete y que sean gente que sea de Tamaulipas, que quieran a Tamaulipas”, dijo.

“Que escoja bien a su equipo, porque al final el equipo es el que te va a llevar al triunfo; que cada quien haga su trabajo como lo estamos exigiendo los tamaulipecos”, indicó.

El diputado de Movimiento Ciudadano insistió en que los tamaulipecos exigen un gobierno honesto y en el que los funcionarios sepan servir al pueblo.

“Queremos gobiernos transparentes; que no se estén enriqueciendo sus funcionarios y sobre todo que no anden sobre el moche, que es el principal cáncer que tiene nuestro estado”.

“Esperemos que el gobierno que va a iniciar se ponga las pilas, que vengan a trabajar, a servir es lo que necesitamos los tamaulipecos, gente que tenga valor y valores”, agregó.

Lamentó que, en el actual gobierno panista; los funcionarios hayan perdido la vocación de servir y que los ‘vientos de cambio’ hayan quedado en ‘vientos flatulentos’.

“Que se transparente que fue lo que sucedió; un gobernante debe estar sirviendo y no sirviéndose, estos señores perdieron totalmente la brújula, se perdió la vocación de servir.

Al estar en una situación de trabajo o al frente de una responsabilidad lo primero que tienes que hacer es servir a la gente; servir al pueblo y dar respuesta puntual y sobre crear infraestructura que es lo que necesita la ciudad. No hubo vientos de cambio, eran vientos flatulentos”, aseguró.