Irvin Sepúlveda

Altamira. – Empresarios del rubro restaurantero en el municipio de Altamira, se han visto afectados por las constantes alzas al precio de productos que se encuentran dentro de la canasta básica y son indispensables para poder ofrecer un servicio de calidad al comensal.

En este sentido, el propietario del restaurante «Sabor a Mí», Salvador Rangel, mencionó que esta ha sido la principal afectación, aunado a los problemas que les ha traído el tema de la pandemia con sus restricciones y medidas de prevención.

El entrevistado puntualizó que los productos de la canasta básica han incrementado hasta en un doscientos por ciento, situación que los mantiene al margen, pues no han podido avanzar y alcanzar una recuperación económica.

«A final de cuentas quedamos muy golpeados, todo el sector social y económico restaurantero quedó muy golpeado y yo creo que es muy importante mantenernos firmes, que la población se siga cuidando y nosotros nos dedicamos más que nada a crear estrategias verdad para aumentar las ventas», dijo.

Salvador Rangel mencionó que ellos como restauranteros, han tenido que absorver el impacto al bolsillo, para evitar perder clientes por una posible subida de precios en los platillos, sin embargo, de alguno u otro modo, han buscado atraer más comensales y ni resentir tanto este tema.

El propietario del restaurante «Sabor a Mí» indicó que han tenido fechas buenas como el día de las madres o el día del padre, sin embargo, no han obtenido una recuperación económica importante.