Irvin Sepúlveda

Madero. – La tarde de este miércoles, un nutrido grupo de petroleros, trabajadores, padres de familia y maestros, se reunieron a las afueras del hospital regional en Ciudad Madero para exigir el cierre del CENDI perteneciente a PEMEX, pues afirman que, desde hace ocho días, se presenta un brote de contagios de coronavirus.

Hay que resaltar que esto ha llegado a tal punto que actualmente; un niño que dio positivo a COVID, se encuentra en terapia intensiva y cuatro maestras, contagiadas.

Señalan que la directora del CENDI, no toma las medidas necesarias y en lugar de frenar los contagios; se ha hecho de oídos sordos ante las solicitudes de las madres trabajadoras y docentes, que piden, deje de poner en riesgo la vida de los más de doscientos alumnos que se atienden en el lugar.

Hay que resaltar que este miércoles, únicamente fueron nueve menores; sin embargo, dos de ellos se retiraron en el transcurso de la mañana, pues presentaron síntomas de COVID.

«Queremos trabajar en un lugar seguro para nuestros hijos y los niños que atendemos; porque atendemos desde lactantes de 45 días de nacidos hasta los seis años de edad, muchos de ellos no pueden traer cubrebocas porque aún no está permitido para ellos, por eso pedimos que nos pongan en cuarentena», dijo una de las quejosas.

Al respecto, el líder sindical de la Sección No. 1, Esdras Romero Vega; manifestó que es lamentable que tanto la directora del CENDI como el personal del Hospital, jueguen con la salud de los trabajadores y de sus hijos, arriesgándolos de tal forma.

«Los hago responsables a los dos, si algo grave llega a ocurrir porque están atentado contra lo más sagrado; contra los hijos de los trabajadores, lamentamos profundamente las decisiones tardías y el poco interés de la directora del CENDI y del director del Hospital Regional, no se puede estar jugando con la salud y menos con la niñez», refirió.

Romero Vega afirmó contundente que el sindicato los hace responsable de las consecuencias que esto pueda traer a la salud de los niños, pues no se están cuidando sus derechos.

El líder sindical aseveró que harán uso de todos los recursos legales y no van a parar, llevando este tema hasta las últimas consecuencias en caso de que una tragedia pase.