Irvin Sepúlveda

Este día, el Secretario del Ayuntamiento de Altamira, José Francisco Pérez Ramírez, dio a conocer que el gobierno usará la fuerza pública para retirar a los comerciantes informales, así como la mercancía que colocan los comercios establecidos en el centro de la ciudad.

Destacó que, para los comerciantes reincidentes, habrá sanciones económicas a través de la dirección de ingresos.

«Ya hemos invitado a los comerciantes para que no invadan las banquetas, que las liberen y lo único que hacen es meter la mercancía al local para después sacarla, hoy tenemos un operativo con el uso de la fuerza pública para que estas personas entren a sus locales y no tengan invadida la zona peatonal», refirió.

José Francisco Pérez Ramírez detalló que tenía la instrucción del presidente Armando Martínez Manríquez de que se pudiera orden en el primer cuadro de la ciudad, por tal motivo, se pidió el apoyo de la Guardia Nacional.

«Lo que estamos haciendo es que estamos invitando a los comerciantes para que tengan la mercancía dentro de los locales, muchos han entendido, acatado la orden, otros se rehúsan y precisamente este operativo es para que todos tomen conciencia de que necesitamos que la ciudad esté bonita y tenga un orden», indicó.

El Secretario del Ayuntamiento de Altamira puntualizó que la multa para los ambulantes es de dos a tres UMAS y para el comercio establecido de 20 a 40 UMAS.

Resaltó que, de acuerdo a un análisis, las calles Hidalgo y Javier Mina son las que más comerciantes ambulantes presentan.