Francisco Medina Guerrero

CIUDAD VICTORIA. – Al hacerse más prolongado el periodo de tiempo donde continúan sin registrarse lluvias y siguen las elevadas temperaturas, cada vez es más frecuente que las comunidades rurales pidan el auxilio del Municipio para que les proporcione agua a través de pipas, informó el secretario de Desarrollo Rural en Victoria Dámaso Anaya Alvarado.

“Ya hemos visto que va avanzando el estiaje, la sequía, estamos al pendiente con el agua para consumo de las personas, ya empezamos a batallar, ya vemos que algunos ejidos nos empiezan a pedir cada vez más el apoyo de pipas”.

Anaya Alvarado mencionó que los ejidos que están solicitando el apoyo a través de pipas son San Juan y el Ranchito, Fuerte de Portes Gil, la Boca de San Pedro, parte del Ejido El Refugio, que ya los tenemos considerados”.

El Secretario de Desarrollo Rural dijo que hay una pipa exclusiva para suministrar agua al área rural; “es la que traemos nosotros apoyando a las comunidades que lo solicitan”.

El funcionario municipal no omitió señalar que cada ejido del municipio de Victoria maneja de manera independiente el suministro y cobro del agua, sin embargo, siempre han contado con el apoyo por parte de la autoridad municipal, ya que cada comunidad rural puede presentar una problemática diferente.

“San Juan y El Ranchito este día van los de la Comapa, van a ir a ver la bomba sumergible en el pozo profundo que tienen, al parecer los mantos freáticos están más abajo de la bomba, van a checar la profundidad que tiene y en base a eso tomar la decisión si se va a meter un tramo más de tubo, sabemos que tiene agua, a lo mejor hay que bajar más la bomba”.

Otro caso, dijo, es el Ejido Alta Cumbre, donde no hay pozo, pero tienen una cisterna; “hay que llevar agua a través de pipas una o dos veces por semana, dependiendo el consumo que se dé”.