Irvin Sepúlveda

Altamira. – La presidenta de la asociación de padres de familia de la escuela primaria Altamira; ubicada en el Fraccionamiento Valle Esmeralda de la Urbe Industrial, Elizabeth Holguín Trejo, comentó que lamentablemente, no se encuentran en condiciones óptimas para que los alumnos tomen clases.

La entrevistada dijo que, desde hace algunos meses, esta escuela presenta carencias en el servicio eléctrico; lo que ha ocasionado que los alumnos tomen clases fuera de las aulas cuando el calor resulta insoportable.

La presidenta de la asociación de padres de familia afirmó que, en ocasiones los alumnos de primero a sexto de primaria; se ven en la forzosa necesidad de tomar clases de bajo de los árboles, pues es el único modo de hacerlo.

Ante esto, en la escuela primaria optaron por conectar «diablitos», sin embargo, la Comisión Federal de Electricidad lo detectó y procedió a aplicar una multa, misma que fue cubierta.

«Sí nos ha tocado a nosotros asistir y padecer esta situación; así es, de hecho, esto pasó desde antes de la pandemia que estuvimos como desde febrero que vino comisión y nos retiró la luz, nos vimos en la necesidad para que los niños no perdieran las clases pues de bajo de un árbol y como teníamos el turno completo si era muy desagradable también estar así con los niños dentro de los salones hasta las cuatro de la tarde», indicó.

La entrevistada refirió que el argumento de la empresa constructora fue que en ningún momento se les iba a brindar un transformador y pese a que este ya se encontraba instalado, lo retiraron.

Hay que resaltar que en la escuela Altamira estudian más de doscientos niños de diferentes grados escolares; mismos que esperan el apoyo de las autoridades para poder acabar con este problema y pasen de tomar clases de bajo de los árboles a las aulas.