Al buen entendedor…

268

Marco Antonio Vázquez Villanueva

Se equivocan quienes piensan que hay un pleito entre la administración de Francisco García Cabeza de Vaca y la que viene, la de Américo Villarreal Anaya, simple, uno está en funciones, despachándose con la cuchara grande y el otro apenas comenzará, uno está demasiado viejo, deteriorado, a punto de fenecer, mientras el otro apenas aparecerá ante el mundo el primero de octubre.

Para ser más concretos, es verdad que los actos de la actual administración pegan en la estructura del futuro gobierno, pero las palabras del doctor Américo Villarreal, en respuesta, ni siquiera son agresivas, ni en tono de amenazas, nomás son advertencias, muy claras si  lo quiere ver así, de que se sabe perfectamente lo que están haciendo, que no permitirá los abusos, tampoco que lo maniaten y menos que comprometan el futuro de los tamaulipecos gastando dinero en acciones que pueden dañar nuestro bienestar.

A menos eso se observó este lunes por la mañana cuando el gobernador electo se reunió con la prensa y fue conciso al hablar de que “tiene unas preocupaciones”, y ahí denunció las acciones irregulares que el gobierno saliente está haciendo en los últimos días del sexenio.

“Son incongruentes con la gobernabilidad, se revisarán a fondo y no las permitiremos ya que van en contra de los tamaulipecos. Por ejemplo, pretenden la concentración, por órdenes de Cabeza de Vaca al Congreso, de otorgar funciones del Ejecutivo a la Fiscalía General del Estado, cuya función es la procuración de justicia y no la prevención del delito, si presume cifras en seguridad, es más que incongruente cambiar el esquema de seguridad en contra de los tamaulipecos, por esa razón no voy a permitir que cercenen maliciosamente mis atribuciones como gobernador, en temas tan importantes como cuidar la paz y la tranquilidad de todas y todos los tamaulipecos”

Luego denunció que se pretende dar bases sindicales en gobierno del Estado a cuatro mil personas, presumió que la mayoría no trabaja, que nomás cobraron todo el sexenio por hacer operación política a favor del PAN.

“Los trabajadores no tienen ningún problema, al contrario, se va a dignificar y mejorar su situación, los que cobraron este sexenio sin desquitar salario si, por ello demandamos al Sindicato abstenerse de esa intención, porque todo será revisado y muy a fondo, además de, en el criterio de antigüedad, capacidad, y mérito, en su viabilidad financiera y actuarial”.

Igual criticó que el actual gobierno inició obras de último momento, que lo que no quiso hacer durante seis años, pero de mala fe, ya que solo pretende comprometer presupuesto estatal para los amigos o sus empresas y para los siguientes seis años que ya no son de su administración, entre ellas mencionó la autopista Tam-Bajio.

“También serán revisadas a detalle, en su viabilidad financiera, técnica y de beneficio social y particular que puedan representar, en cuyo caso serán canceladas de no ser factibles o presentar signos de corrupción, el gobierno del señor Cabeza de Vaca termina el 30 de septiembre. Es impropio que a estas alturas pretendan comprometer a nuestra administración. No vengan a tratar de hacer ahora lo que no quisieron hacer en los últimos seis años”.

Esos fueron los temas principales en su encuentro con medios de comunicación, también habló de sus reuniones con funcionarios federales, con los gobernadores de la región, empresarios, explicó que ya construye su gabinete y que trabaja las 24 horas, sin embargo, por su importancia la agenda se lo llevó el tema que causa más controversia, los movimientos de la actual administración para intentar maniatarlo en todos los sentidos.

Y por eso le decía qué, desde mi punto de vista, se equivocan quienes ven que hay un pleito entre la actual y la futura administración, ni siquiera hay amenazas, solo una advertencia clara de que ya conocen todos sus pasos, es, más bien, un intento de frenar los excesos, e incluso llama la atención la sugerencia al sindicato de abstenerse de entrarle a la basificación de trabajadores de manera irregular.

Exacto, no hay pleito porque no hay necesidad, el doctor muestra paciencia, les deja claro que se prepara, que espera sus tiempos, y en su momento dará el manotazo, eso es lo que advirtió, n resumen, si son inteligentes los inquilinos del palacio de gobierno en los próximos días habrán de echar de reversa sus reformas y actos de avaricia a menos que esperen se actúe, ya no políticamente como se hace con el mensaje de este lunes en la mañana, con actos jurídicos que se deriven en carpetas de investigación sobre lo que este mal hecho.

La prudencia llama a la puerta de la actual administración, deben comprender que ya no son días de soberbia, de ser el todo poderoso, en menos de dos meses se irán y después de ellos todo será revisado, con rencor y a fondo si no cejan en su intento o con firmeza pero sin odios de bajarle a su actitud, lo que no tiene vuelta de hoja es que las decisiones son sin oportunidad de dar marcha atrás, exacto, lo que sigue son procesos de investigación, digo, basta con leer bien el mensaje del doctor Américo que, aunque parezca que va dirigido a todo el pueblo de Tamaulipas la verdad es que lleva un solo destinatario, quien ahora mueve los hilos de la administración, así que, como dice el dicho, “al buen entendedor, pocas palabras”…