Irvin Sepúlveda

Altamira. – El encargo del mercado de Pescador y Mariscos «La Puntillita» de Altamira; Roberto Demes Castro señaló que actualmente, la laguna del Champayán presenta unos niveles muy bajos, lo que ha traído una serie de afectaciones para ellos, así como para los pescadores, quienes son sus principales proveedores.

Señaló que actualmente el vaso lacustre presenta niveles que rondan los 30 a los 40 centímetros; posicionándose sobre el 30% de su capacidad.

Demes Castro explicó que para evitar problemas a la hora de navegar por la Laguna del Champayán; está debe de presentar por lo menos un llenado de cincuenta centímetros.

El entrevistado refirió que, con las condiciones actuales; las lanchas tienden a sufrir averíos constantemente, mismos que les llegan a costar hasta siete mil pesos.

«Nos afecta bastante, sobretodo la pesca que está muy muy crítica para transportarnos del Río Tamesí aquí al muelle de Altamira; se batalla muchísimo, los motores se desgastan mucho», expuso.

Manifestó que, aunado a ello, la maleza que hay en la laguna identificada como lirio acuático o «pasilla» afecta seriamente las lanchas; pues se atasca en los motores y termina trayendo problemas mayores.

Para concluir, el señor Roberto Demes afirmó que todos estos problemas, han provocado que los precios en el mercado de mariscos incrementen de manera considerable, pues ellos deben de gastar más en el mantenimiento de sus lanchas.