Por María López

ALTAMIRA, Tam.- Inspectores de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) se encuentran en Altamira realizando la toma de muestras en ejidos de ese municipio que serían contaminados por la empresa TransCanada con la construcción del gasoducto Texas-Tuxpan.

El Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), Gilberto Estrella Hernández, explicó que tras las denuncias de los pobladores por la presunta contaminación con los trabajos que se llevan a cabo para la construcción del ducto en el Golfo de México, la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente es quien tiene la facultad para realizar estas inspecciones y determinar si existe una afectación.

“Es un tema de facultad federal, sin embargo, el Estado es cuidadoso de lo que está pasando en su estado, por eso hemos estado en comunicación desde la semana pasada y desde ayer me informaron que están realizando la inspección de los diferentes sitios en donde podría estar contaminado”.

Habitantes de comunidades como El Morón, Lomas del Real y El Barranco denunciaron contaminación por parte de TransCanada a la laguna San Andrés y otros afluentes, con una sustancia llamada Bentonita que la empresa ha esparcido a través de las tuberías que están colocando, lo que ha provocado la muerte de peces, camarones y ostiones, además de que han cortado áreas de mangle, situación que también ya fue confirmada por inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

El 19 de mayo del año pasado, con una inversión de 2 mil 200 millones de dólares, la empresa TransCanada arrancó la construcción del gasoducto marino, el cual transportará a través de sus casi 800 kilómetros de diámetro, 2 mil 600 millones de pies cúbicos diarios de gas natural.

El Secretario de Seduma comentó que algunas de las quejas de los ejidatarios señalan que se cortó una gran parte del manglar, por lo que la Profepa, el Consejo Nacional del Ambiente (Conam) y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), estarán vigilando esos puntos en la parte terrestre.

“La instrucción del Gobernador es preservar la calidad de vida de los tamaulipecos, que no se haga mayor, por eso se están haciendo las inspecciones y con base en ello, determinar si los materiales utilizados para el desarrollo de los trabajos, realmente contaminan o no, pero eso ya es facultad de la ASEA”.

La alcaldesa de Altamira, Alma Laura Amparán Cruz anunció que este miércoles se reunirá con representantes de TransCanadá y pescadores para analizar la situación que se tiene en esta zona del municipio, advirtiendo que se exigirá una remediación de la zona dañada.

“Se va a hacer una remediación y se exigirá que se cumpla a los ciudadanos por los daños ocasionados al lugar”, explicando que la reunión será privada, pero se darán a conocer los resultados de la misma.