México, 30 Abr.- Los equipos de Guadalajara, Cruz Azul y Pachuca fueron las grandes decepciones del Torneo Clausura 2018 de la Liga MX, luego que quedaron fuera de la pelea por el título.

Tras lograr el título del Clausura 2017, el cuadro de Chivas ha tenido una caída libre, primero en el Apertura 2017, algo que repitió en este semestre, en el que no solo no alcanzó un cupo para la fase final, sino que fue penúltimo de la clasificación con solo 15 unidades de 51 posibles.

Además, el cuadro que dirige el argentino Matías Almeyda no ganó ningún partido de local, luego que sostuvo ocho con saldo de tres empates y cinco derrotas.

El hecho de ganar la Liga de Campeones de la CONCACAF cubre un poco este fracaso, pero un equipo como el “Rebaño Sagrado” siempre debe pelear por el título en la Liga MX.

Por su parte, la “Máquina” acumuló un fracaso más al quedar fuera nuevamente de la pelea por el título, ahora bajo el mando del portugués Pedro Caixinha.

El portugués no pudo repetir lo que hizo el español Francisco Jémez, quien el semestre anterior regresó a este equipo a una liguilla, algo que esta ocasión no alcanzó al sumar 22 puntos para ubicarse en el sitio 12.

De hecho, es el séptimo torneo de los últimos ocho, que los de la Noria tendrán que ver por la pelea por el título, mientras ellos ya planean el siguiente certamen.

En tanto que Pachuca, sin tener la jerarquía de Guadalajara o Cruz Azul, también es otro de los equipos del que se esperaba mucho más, y pese a que tuvo el boleto a la liguilla en sus manos, fue incapaz de vencer a un Atlas que no peleaba nada.

Los “Tuzos” sumaron 23 unidades para ocupar el noveno sitio, solo uno debajo de Morelia, pero que le costó quedar fuera, lo que podría poner en duda la continuidad del uruguayo Diego Alonso en la dirección técnica.