María de Jesús Cortez

Corresponsal

Tampico.- Tamaulipas es una de las entidades en donde hay menos apego al tratamiento de la diabetes mellitus y es que los derechohabientes se resisten a adoptar la cultura del autocuidado y sólo acuden al hospital cuando ya tienen el problema grave.

Raúl de León Escobedo, director de Prestaciones Médicas del IMSS en Tamaulipas dijo en entrevista que la diabetes es una enfermedad que no se alivia con una pastilla.

“Quienes somos diabéticos tenemos que aprender a vivir con la enfermedad y tenemos que hacernos responsables de ella y ésta es una de las entidades donde menos apego al tratamiento hay, no hago caso”, dijo.

Llegan al hospital hasta con 800 de glucosa, dijo el entrevistado, por lo que en esos casos no pueden responsabilizar al IMSS del problema.

“No podemos hacer milagros, el problema es que la gente no cree que es grave, piensan que es común y piensan que no pasa nada

En el área de urgencias, el IMSS atiende de 30 a 40 pacientes diarios, esto es que de cada 100 pacientes 30 son diabéticos y muchos no lo saben.

De León Escobedo señaló que esos pacientes, prácticamente se están llevando todo el presupuesto por lo que para el IMSS tener un paciente controlado es muy económico.

“Tener un paciente descontrolado cuesta cien veces más porque es un paciente que va a requerir de hemodiálisis, antibiótico y frecuentemente lo vamos a tener internado”.

Un día de hospital, señaló, cuesta 8 mil pesos así que si se quedó 5 días ya son 40 mil pesos. Además, el funcionario médico comentó que una hemodiálisis cuesta 3 mil pesos y hay pacientes que requieren hasta de tres sesiones a la semana.

Arturo de León comentó que lamentablemente el IMSS no ha encontrado la estrategia adecuada para hacer entrar en razón a los derechohabientes pues dijo “es casi de magia y ojalá que la llegáramos  desarrollar”.

El entrevistado comentó que México no es el único país con este problema pero sí está en los tres primeros lugares en el mundo.

En este asunto, señala que es el hombre quien más parece esta enfermedad y con la edad va acumulando el riesgo y llega un momento en que es un factor muy crítico porque desarrolló hipertensión, colesterol elevado, fuma y no llevan un estilo de vida ordenado.

Por último el informante dijo que lo peor es que no es una enfermedad que mata rápido sino que pasan años y en todos esos años suceden varias afectaciones como infecciones, pérdida de la vista, entre otros daños.

Raúl de León Escobedo, director de Prestaciones Médicas del IMSS en Tamaulipas.
Raúl de León Escobedo, director de Prestaciones Médicas del IMSS en Tamaulipas.