Daisy Verónica Herrera Medrano
Reportera

Egidio Torre Cantú, infló la nómina estatal en 15 mil 414 millones 374 mil pesos, durante los 5 años y 9 meses que fue Gobernador de Tamaulipas.

En el año 2011, Egidio recibió una nómina de la administración de Eugenio Hernández Flores de apenas 4 mil 153 millones 334 mil pesos.

En el siguiente ejercicio fiscal, es decir el de 2012, Egidio infló la nómina en 9 mil 815 millones 952 mil pesos, autorizando un presupuesto de 13 mil 969 millones 286 mil pesos para Servicios Personales.

Ese sería el incremento más grande a la nómina de la burocracia estatal durante su administración, le siguieron en 2013 un incremento de 186 millones 818 mil pesos para soportar una nómina de 14 mil 156 millones 104 mil pesos.

Para su cuarto año de Gobierno, Egidio continuó engrosando las filas de la burocracia estatal y en 2014 la nómina costó 15 mil 493 millones 308 mil pesos al erario de los tamaulipecos, lo que significó un incremento de mil 337 millones 204 mil pesos.

En 2015, el segundo crecimiento más grande en la nómina de Egidio fue de 3 mil 55 millones 434 mil pesos que redundaron en gastos personales por el orden de los 18 mil 548 millones 742 mil pesos.

Para el Ejercicio de 2016 le propuso al Congreso una nómina de 19 mil 567 millones 708 mil pesos, que representaba un mil 18 millones 966 mil pesos adicionales a la del 2015 y le fueron autorizados por el Poder Legislativo.

Ese año la Inversión Pública fue de apenas 4 mil 827 millones 6 mil pesos, es decir poco menos del 25 por ciento de lo que representaba el gasto de nómina.