México.- La obra de la artista plástica mexicana Paola Delfín se exhibe en la provincia china de Jiangxi, como parte de un proyecto integrado por más de 100 murales realizados por artistas de diversas partes del mundo en un sitio conocido como Dragon Tiger Mountain.

En entrevista difundida por la Secretaría de Cultura federal, Paola Delfín detalló que se sumó a esta iniciativa a invitación de un empresario chino, dueño de un hotel ubicado en la provincia de Jiangxi.

“El lugar lo llaman en inglés, Dragon Tiger Mountain, es muy turístico y en China ha de ser bastante famoso, está lleno de montañas y está increíble. Donde yo pinté está a 20 minutos de las montañas y no hay nada más que el hotel donde están los murales, yo creo que bastante gente empezará a ir porque son como 100 murales, está increíble”, destacó.

Añadió que para esta iniciativa pintó un mural de una chica que flota sobre un río en medio de las montañas, ya que era condición para participar retomar aspectos del lugar.

Con una trayectoria de apenas poco más de cuatro años dedicada al gran formato y de formación autodidacta, Delfín comentó que, como muchos, descubrió su vocación desde pequeña, pero que fue el Museo del Juguete Antiguo de México el que le presentó el reto de hacer un mural.

A partir de ahí se interesó por ese formato y el recinto, ubicado en la colonia Doctores, cuenta con algunas de sus obras murales donde, si bien aborda diversas temáticas, siempre lo hace con un estilo definido, de corte realista y técnica mixta, donde predomina la figura femenina.

Refirió que como mujer sí le ha sido difícil ser tomada en cuenta en el ámbito, pero “soy bien necia” y su insistencia la ha llevado a viajar en los últimos tres años para difundir su obra en Europa, principalmente en Alemania y España, así como en Asia, Sudamérica, sobre todo en Colombia y Brasil, además de Estados Unidos.

Recientemente, dijo, estuvo en Denver para participar en un proyecto de los llamados Dreamers, porque para ella el arte está ligado a un compromiso social y a través de él comparte su visión personal de las circunstancias y ofrece un mensaje a la gente que observa sus murales.

Paola Delfín aseguró que ser una artista independiente le ha permitido no llevar una rutina de oficina y tener la libertad para escoger sus proyectos y dedicarles todo el tiempo necesario.

Comentó que el sismo del pasado 19 de septiembre, que no le tocó ya que se encontraba en Estados Unidos, sí la cimbró, pues como habitante de la colonia Roma, tuvo que desalojar su casa debido a los derrumbes cercanos, en los que tuvo oportunidad de apoyar

Al retomar sus actividades, dijo, en noviembre pasado viajó a China para la inauguración de la serie de murales en la provincia de Jiangxi.

A futuro, la joven muralista pretende “seguir haciendo lo que me gusta”, por lo que retomará sus clases de pintura y planea incursionar en la escultura, a fin de seguir creando y viajando con sus obras, algunas de las cuales se pueden conocer vía redes sociales: Paola_Delfin en “Instagram” y PaolaDelfin en “Facebook”.