“Me cortó el estómago y bebió mi sangre”: Expareja de Marilyn Manson

Ashley Morgan Smithline asegura que no es una víctima de Manson sino “una sobreviviente de un monstruo”.

456

Estados Unidos.- Tras los señalamientos de violencia y abuso sexual contra más de una decena de mujeres a los que se ha tenido que enfrentar en los últimos meses Marilyn Manson, otra expareja del cantante aseguró que el hombre es un monstruo al cual sobrevivió.

Ashley Morgan Smithline afirmó a la revista People que el rockero la violó en repetidas ocasiones y abusó de ella, física y sicológicamente, durante los dos años que estuvieron de relación.

“Me atrajo con esta inteligencia infinita”, recordó la mujer de 36 años de edad, quien platicó que al poco tiempo de haberse mudado con él, comenzaron los abusos, al grado que la agresión física ya no era suficiente para el artista, por lo que decidió violarla por primera vez mientras dormía.

Detalló que en esa ocasión se despertó gritando y se percató que estaba atada de los brazos mientras Manson abusaba sexualmente de ella.

No dejaba de decirme: ‘No puedes violar a alguien de quien estás enamorado’”, aseguró.

Varias veces

Ashley declaró al medio estadounidense que durante el transcurso de su relación con Manson, el hombre, de 52 años, la llegó a morder, la mordió, azotar, la cortó con un cuchillo y le metió el puño en la boca mientras tenían relaciones sexuales.

Indicó que el intérprete de “The Beautiful People” comenzó a portarse más invasivo con ella, le enviaba constantemente mensajes de texto y como ella es de ascendencia judía, en una ocasión el cantante le habría pedido que buscara objetos nazis, como cuchillos y látigos, para llevárselos a Los Ángeles.

Otro de los señalamientos es que la encerraba en el cuarto de las “chicas malas” y le grabó sus iniciales en su muslo con un cuchillo adornado con una esvática.

Una secta

Las supuestas prácticas que cometía Manson con Ashley, la han hecho compararlo con algún tipo de secta, ya que el cantante la obligó a hacer un pacto de sangre.

“Me cortó en el estómago y luego bebió mi sangre. Luego, me hizo beber la suya. Me lavó el cerebro. Temía por mi vida cada momento que estuve con él, pero más temía que se fuera a deshacer de mí y encontrara a alguien más. Y eso es realmente enfermizo”, destacó.

La denunciante aseguró que no se considera una víctima de Manson sino una sobreviviente que quiere que la gente sepa quién realmente es él y valdrá la pena señalarlo en público si ya no lastima más a otra mujer.

Ashley Morgan es una de las 15 mujeres, incluidas las actrices Evan Rachel Wood y Esmé Bianco, que han acusado al cantante de abuso sexual, psicológico y tortura física.

Con Información de: El Imparcial 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.