Argentina.- Atlanta, uno de los equipos menos conocidos pero con rica historia en el futbol argentino, quedó eliminado de la Copa este fin de semana ante el humilde Villa San Carlos, de la Tercera División, en gran parte gracias a un ridículo penal cobrado por su jugador Gonzalo Coronel.

El futbolista del Bohemio cobró uno de los 5 tiros en la tanda de una forma muy peculiar pero poco efectiva.

Coronel tomó carrera casi hasta la media cancha, frenó en un par de ocasiones, brincó al estilo de Alan Pulido y se la entregó casi en las manos al arquero rival.

Con Información de: Medio Tiempo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.