Oscar Pineda

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- El gobierno municipal no baja la guardia y acelera la gestión para adquirir dos mil pruebas rápidas de detección de Covid-19, afirmó el alcalde Enrique Rivas Cuéllar.

“Hemos estado batallando para su adquisición, las brigadas médicas se llevan a cabo, pero queremos aplicar la prueba rápida de Covid-19, porque esto  nos permite detectar si alguien está infectado, aunque sea asintomático para que lo primero que haga sea resguardarse y evitar más contagios”, indicó.

En cuanto a las vacunas, el presidente municipal resaltó que sostuvo pláticas con el gobernador del Estado, Francisco García Cabeza de Vaca, durante su visita a esta ciudad, para ver la manera que lleguen más dosis a Nuevo Laredo y Tamaulipas.

“Tuve la oportunidad de platicar con el gobernador y vemos que esto va con lentitud, para esta segunda vuelta mandaron mil 600, mil 700 vacunas y según el INEGI, aquí somos 425 mil habitantes, hay que buscar la manera de coordinarnos para que la población tenga más acceso a las vacunas”, recalcó.

En este contexto, el munícipe dijo que las bajas temperaturas de esta semana, obligó a las familias de Nuevo Laredo a resguardarse, lo que abonará a que baje el índice de contagios.

“Hoy con el frío, una de las cosas buenas que han traído estas bajas temperaturas es que las familias se han quedado en casa, ha habido poca movilidad  lo que genera en consecuencia una baja en los índices de contagio y muerte por Covid-19”, destacó Rivas Cuéllar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.