El otoño victorense…

315
Chano Rangel

TIEMPOS DE GUERRA 

Chano Rangel

¿Se fue Xico? ¿A dónde irá Xico? ¿Qué pasó con Xico? ¿Por qué no se presentó Xico a presentar su licencia? ¿Quién suplirá a Xico? Tarea para analizar.

Ayer expresamos esas preguntas, de manera de colofón, se fue la primavera, los tamaulipecos estuvimos en cuarentena, y se fue el verano atípico por cierto con mucha lluvia, en la llamada canícula; pero los capitalinos exigían cambios, y estos comenzaban por la salida de su principal problema: Xico González.

Mire que, algunos aseguran que si el galeno hubiera ocupado ese cargo por el partido Morena, su gestión habría sido de lujo, porque para eso del show y del circo, en ese partido se pintan solos.

Pero los ciudadanos no aguantaron más, y el cabildo aceptó la licencia por tiempo indefinido del alcalde victorense, Xicoténcatl González Uresti, que no se presentó y sólo envió una carta solicitando su separación del cargo, que el pueblo le confirió; para los que preguntan que si renuncio, la respuesta es NO, el puesto es irrenunciable, y solo la licencia es válida.

Xico se fue por el patio trasero, sin fanfarrias, ni música de zumba, no hubo matracas, ni gritos de ánimo, si paradero aún no se sabe, pero para muchos analistas la estrella ascendente del galeno, se convirtió en un meteorito destructivo y fugas.

Pero mire en plena carrera electoral, las decisiones pesan y se convierten en bandera de los adversarios políticos, el panorama de la capital tamaulipeca está en manos del congreso, quien tendrá que elegir entre una terna, propuesta por el ejecutivo estatal, para terminar el periodo para el que fue electo el mandato capitalino, se hablan de la secretaria de obras públicas, Cecilia Del Alto, de la diputada Pilar Gómez y del también legislador Arturo Soto Alemán. Con la única vertiente de que muy posiblemente el interino, no pueda participar para la elección del 2021.

Ya que hablamos de la elección del año que entra, todo parece indicar que en Reynosa, solo van 4 gallos fuertes, Chuma Moreno, Gerardo Peña y Javier Garza De Coss, y de esa terna saldrá el próximo candidato a la alcaldía reynosense; y en la parte local, Carlos Peña Ortiz, es la figura mejor posicionada en la ciudad.

Los que aún no terminan de entender que no hay campañas eternas, son los morenos, que ahora apoyados en su maltrecha encuesta para definir a su líder nacional, ocupan su tiempo, en vez de ponerse a trabajar por los ciudadanos que los eligieron.

Mire también el caso se da en la 3 veces heroica Matamoros, mi tierra adoptiva, donde derivado de los problemas políticos, los bonos del actual edil, al descendido y se abre una puerta para que el PAN, pueda competir de tú a tú, para quedarse con la segunda ciudad más importante de Tamaulipas. Claro restaría decir que solo se necesita un buen candidato, y es ahí donde la figura de Daniel Sampayo, toma forma y perfil.

Los actuales diputados Ivette Bermea y Héctor Escobar, como que aún no cuajan en el electorado matamorense, y los sectores populares los ven muy lejanos, y es ahí donde Sampayo, les lleva amplia ventaja.

Pero al igual que Reynosa, donde los puestos de elección popular son la alcaldía, 2 diputaciones federales y 4 diputaciones locales, además de una planilla de síndicas y regidores, proceso que da amplio margen a Acción Nacional, de tener candidatos hombres y mujeres con alto grado de competitividad.

Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

Mire ya que hablamos de Matamoros, muchos se preguntan ¿Dónde están los jóvenes? Dónde quedaron aquellos prospectos políticos, que ascendían, crecían y prometían una carrera competitiva y fuerte.

De los jóvenes como Diana Masso, Omar Masso, Humberto Zolezzi, y otros tantos más, que han puesto pausa a su carrera, el 2021, podría traer a uno de estos, la posibilidad está ahí, y no los descarte para la competencia.

En la pasada elección Omar Masso, compitió de una manera decorosa y consiguió hacer su capital político, Dina Masso, terminó su encomienda con el ex alcalde Jesús De la Garza y se fue apoyar a su hermano quien abanderó al partido de Movimiento Ciudadano.

Con pocos recursos, pero con mucha suela y sudor, los Masso, Diana y Omar, cuentan con su capital político, y su aparición en una boleta electoral del próximo año, no la descarte.      

Para la reflexión:

¿Acaso se necesita una consulta pública, para enjuiciar un delito?

chanorangel@live.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.