Por mucho tiempo se ha dicho que el chocolate es venenoso para los perros, y aunque parezca un mito es una realidad.

El cacao, mejor conocido como chocolate, es venenoso para los perros, ya que un componente que este contiene es toxico para ellos.

El ingrediente teobromina es sumamente toxico para los canes, ya que no lo metabolizan provocando que se acumule en su organismo hasta alcanzar niveles tóxicos.

El cacao, el chocolate para cocinar y el chocolate negro son los que contienen los niveles más alto de teobromina, mientras que el chocolate blanco contiene el más bajo.

Si tu perro consume una cantidad pequeña tal vez solo le produzca malestar estomacal y vomito, pero en cantidades grandes podría provocar temblores musculares, convulsiones, un latido cardíaco irregular, hemorragias internas o un ataque al corazón.

El alto nivel de teobromina que tiene el chocolate negro hace que se necesite sólo una pequeña cantidad para que perro resulte envenenado: tan sólo 25 gramos pueden ser suficientes para envenenar a un perro de 20 kilos.

El tratamiento habitual del envenenamiento por teobromina consiste en inducir el vómito en el plazo de dos horas tras la ingesta. Si está preocupado porque su perro puede haber comido una gran cantidad de chocolate, no dude en llamar a su veterinario. El tiempo es de vital importancia.

Con Información de: El Debate 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.