Israel, el joven inventor de pavimento que se regenera con el agua

El proyecto está inspirado en darle solución al daño que produce la lluvia en el pavimento

468

Coahuila.-Israel Antonio Briseño, es joven ingeniero civil de profesión, quien  logró el primer lugar en el concurso James Dyson-México, gracias al inventó del prototipo que inventó y bautizó “Paflec” (Pavimento de Goma Autorregenerativo).

El invento consiste en un material que permite crear carreteras que se autorreparan simplemente al tener contacto con el agua.

Egresado de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), con este tiene el boleto gratis para acudir a una contienda a la final internacional del premio y, en caso de resultar vencedor, podría recibir hasta 780 mil pesos.

De acuerdo al joven ingeniero, el prototipo fue realizado a partir de llantas de vehículos con el que generó una base de goma que funciona como suelo y puede cerrar las grietas que van sugiriendo sobre su superficie.

“El proyecto está inspirado en darle solución al daño que produce la lluvia en el pavimento. Así, cuando el agua hace contacto con el pavimento, se crea una reacción química y se da automantenimiento”, informó la fundación británica James Dyson.

El joven ingeniero, dio a conocer que su prototipo ya ha sido probado en laboratorio y ha tenido una gran eficacia en la reparación o cierre de grietas, sin embargo faltan algunos procedimientos para que pueda utilizarse en vías públicas.

“Esta invención es la reformulación de mi proyecto original, ya que primero consideré el asfalto y otros aditivos, pero cuando observé la posibilidad de usar neumáticos de goma que contaminan nuestras ciudades, decidí mejorar mi proyecto”, explicó Briseño para la Fundación James Dyson.

El egresado recalcó que a pesar de que ya existen pavimentos que se regeneran, su prototipo es original porque “ninguno usa agua como medio de regeneración y mucho menos de neumáticos, mientras que en México el 80% del pavimento es asfalto y el 20% de concreto hidráulico continúa con esta monotonía de poco uso”.

Aseguró que su siguiente paso es certificar su invento ante el Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la Construcción y Edificación, así como llevar una hoja técnica de su prototipo a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte para que ellos determinen en qué se usará el asfalto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.