Aracely y Héctor, entre la navidad y el pleito legal

Ha privada de ver a sus dos hijos menores de 7 y 5 años de edad.

0
1752

Victoria, Tam.-Aracely Ramírez Viguri y Héctor Humberto Rodríguez Garza, ambos doctores de profesión, se han enfrascado en una lucha “post matrimonium”, dentro del novedoso tiempo de la violencia intrafamiliar y de género, cuyas cifras van en aumento.

El pleito de matrimonio, de ambos personajes saltó a la luz pública, hace unos días, justo días antes de la llegada de Noche Buena y Año Nuevo, donde por naturaleza de fe, debe ser tiempo del amor, de la unidad familiar y felicidad, sin embargo, para Aracely parecer ser que todo se le ha invertido.

Presuntamente, se ha sumado a la lista de mujeres que han sido violentadas y vulneradas en el núcleo familiar. Y por si fuera poco, la han privado de ver a sus dos hijos menores de 7 y 5 años de edad.

“Soy la voz de una madre que ha sido vulnerada por mi ex esposo el doctor Héctor Humberto Rodríguez Garza, el es un doctor, funcionario público estaba encargado del Centro de Atencion de Riesgos Sexuales (CAIRS) en el Estado pero fue destituido y se le está investigando por situaciones económicas en el que era su puesto y eso yo pienso que eso detonó la situación y la actitud hacia mi”, textualizó.

Al respecto, pide ayuda al DIF estatal, al Instituto de la Mujer Tamaulipeca y la Fiscalía General a dar celeridad a la carpeta de investigación tras la denuncia que interpuso contra su exesposo por lesiones, sustracción de los menores, y por la privación de la libertad por parte de los abuelos hacia los niños.

“Fui vulnerada y desalojada de mi hogar conyugal, fui golpeada vulnerada psicológicamente y físicamente y fui despojada del bien mayor que puede tener una madre que son mis hijos. Tengo dos hijos, un varón de 7 años y una niña de cinco años a la niña tengo un mes sin verla y al niño tres semanas que no lo veo. Tengo una demanda de lesiones en contra de él, de lesiones y amenazas en palabras textuales me dijo: si tú me pides el divorcio si tú haces mociones en mi contra te voy a matar con mis propias manos o te voy a mandar levantar”, anexa.

Explicó que en una primera audiencia, acordaron hacer la convivencia con los niños normalmente con la pensión de Ley pero cuando se le vino el problema en Salud le dijo: “estoy arruinado, defraudé a las personas en gobierno, ahora quiero quedarme con la casa, con las pertenencias y que tu me pases la pensión”.

Pero el llamado mediático que hace es porque la carpeta de investigación sobre lesiones no se ha seguido en la dirección general de Operaciones de Procedimientos Penales.

“Porque hasta ahora, no se me permite el contacto físico, no se me permite hablar con ellos. Héctor Humberto está solapado por sus padres de hecho el sustrajo a mi hija menor de un hotel donde yo me asistía al quedarme una noche fuera de mi casa con mis menores. Y él fue y la sustrajo al siguiente día. Él me ha dicho, fírmame papeles, otórgame todo dame el beneficio económico de la pensión y yo te regreso a los bebés. Y sé que sus padres lo que quieren es protegerlo porque trae problemas legales fuertes, ya tiene antecedentes penales desde el 2014, por robo de auto y falsificación de documentos y ahora tiene el procedimiento en Salud”, explicó.

Ramírez Viguri, médico general en el Hospital General, se encuentra en un programa de noche que se llama Referencias y Contrareferencias, pero lo según lo dice al borde del llanto: “En lo más íntimo que puede tener una mujer es que le priven de ver a sus hijos. Y yo siento que él está desesperado, está en un estado limítrofe donde sus actitudes son erróneas erráticas que se esta valiendo de mis niños como si fueran una prenda para poder tener algun beneficio económico y de alguna forma esta evadiendo la justicia. Tengo miedo, de que en algún momento pueda yo ser sustraída o me pueda pasar algo. Estoy desesperada, porque creo que la celeridad de la justicia no se está haciendo”.

Para disipar ese problema, aclaró que ella está en la posición de hacer un trato con Héctor, en la posición de renunciar a la pensión alimenticia y a cualquier bien material que quiera sustraer o tener del hogar conyugal “pero lo único que quiero es ver a mis bebes de regreso, la última vez que tuve contacto con Humberto fue en noviembre durante un audiencia en el Juzgado Tercero de lo Familiar para una conciliatoria donde el no quiso hacer ningún trato, por el contrario, sigue en la posición de querer tener todos los beneficios económicos, quedarse con los menores y “que de alguna forma yo sea quien le provea económicamente a él. Y sí, puedo ceder a sus pretensiones sobre lo económico puedo ceder hasta su pretensión de renunciar a que el me dé una pensión alimenticia, pero no puedo ceder a la petición de la guarda y la custodia de mis hijos. Porque los privado de cualquier beneficio que tienen sobre la educación”.

 

HECTOR RESPONDE

Héctor Humberto Rodríguez Garza, no se dejó esperar respondiendo a las acusación de su aún esposa.

Recurrió al envió de dos comunicados a los medios: el primero firmado a título personal y el segundo a nombre de la familia Rodríguez Garza.

“Niego categóricamente las acusaciones de las que he sido objeto por parte de la doctora Araceli Ramírez Viguri, madre de mis hijos y con quien actualmente dirimimos algunas cuestiones de carácter legal en los tribunales de justicia a raíz de nuestro divorcio y en donde serán las autoridades judiciales quienes decidan sobre la controversia”.

En las dos cartas aclaratorias, hace énfasis que por recomendaciones de sus abogados no dará la cara a los medios de comunicación, así como tampoco se contestarán preguntas relativas al caso.

Ante la acusación de Aracely, de que era el responsable del Centro de Atención de Infecciones y Reducción de Riesgos Sexuales (CAIRRS) en el Estado, y que había sido suspendido de su cargo debido a que se halla bajo investigación por supuestas irregularidades en su desempeño, y que esto podría ser la causa de su reciente conducta, el doctor, aclara:  “niego que soy funcionario de la Secretaría de Salud, soy un empleado más que cumple cabalmente con su encomienda y que enfrenta este difícil proceso de vida en donde debe ser, en un juzgado, por lo que a la dependencia solo le debo respeto y agradecimiento”.

En lo que respecta al comunicado familiar indica también que no hará declaraciones públicas.

Como se recordará, Ramírez Viguri, señaló a sus exsuegros, los señores Martín Rodríguez Soria y Norma Elia Garza Salinas de haberse sacado a su hijo de siete años del colegio ´Antonio Repiso´ sin su permiso hace tres semanas.

Y hace un mes su exesposo haría lo propio con su hija de cinco años llevándosela del hotel en donde residía temporalmente.

“La realidad más importante para nosotros es que la salud física, mental y moral de nuestra familia no se vea violentada, difamada; es por esto que esta situación lleva un proceso tanto por la vía penal y la vía familiar”, sostiene Héctor en las dos misivas en las que hace responsable a su aún esposa, Araceli de cualquier situación que atente contra la integridad física y moral de los integrantes de la familia Rodríguez Garza.