Migrantes podrían demandar a DIF Matamoros por amenazas

28

Perla Reséndez

MATAMOROS, Tam.- Los actos intimidatorios del personal del DIF Matamoros a los migrantes instalados en el puente internacional de Matamoros a quienes les amenazaron con separarlos de sus hijos, para obligarlos a ir a un albergue, podría ameritar una denuncia.

El Delegado del Instituto Tamaulipeco del Migrante en Matamoros, Enrique Maciel Cervantes, explicó que los extranjeros que se encuentran en ese lugar, cuentan con un permiso de estancia y tránsito en el país, por lo que no pueden obligarlos a acudir a ningún lugar contra su voluntad.

“Lo que hicieron es condenable y el jurídico del Instituto está analizando una posible denuncia, ya sea en la Contraloría o penal, por lo que fue a hacer la persona del DIF, que les dijo que tenía facultades de deportar”, explicó.

El pasado 1 de noviembre, personal de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del DIF Matamoros, acudieron al puente Nuevo Internacional, y les dijeron a los migrantes que permanecen en los alrededores, que debían irse al albergue en la alberca “Eduardo Chávez”, o de lo contrario les podrían quitar a sus hijos y regresarlo a sus países de origen.

“A mí me faculta la ley para hacerlo obligado, si ustedes no le están dando las atenciones que el niño necesita”, les dijo el funcionario, a lo que los migrantes señalaron que se trataba de un secuestro, pues los menores deben permanecer con sus padres.

“No lo voy a perjudicar a usted, voy a perjudicar al niño y a su familia, porque yo al niño lo voy a regresar a su país y allá va a estar en otro albergue”, les señala el funcionario que se identificó como trabajador del DIF Matamoros.

Los migrantes le increparon al funcionario la tardanza en el ofrecimiento de ayuda, luego que muchos de ellos tienen meses viviendo en las calles, a la espera de una cita para solicitar asilo o esperando la resolución a la misma.

“Este es un secuestro que están haciendo, hermano; ¿le parecería que fuéramos a agarrarle a un hijo a su casa?, por qué hasta hoy vienen si tenemos cuatro meses viviendo acá, ya no lo necesitamos”, contestan dos migrantes al ofrecimiento del funcionario.

Luego de que el pasado 10 de octubre, alrededor de 400 migrantes que buscan asilo en Estados Unidos, protestaron por las malas condiciones en que viven, bloqueando por nueve horas, el puente que conecta Matamoros, Tamaulipas con Brownsville, Texas, el municipio anunció que activaría un albergue para que allí pudieran permanecer.

Sin embargo, los migrantes se han negado a acudir al albergue y prefieren permanecer en ese lugar, durmiendo en la calle, algunos en casas de campaña, soportando lluvias y bajas temperaturas.

En entrevista, el alcalde de esa ciudad, Mario Alberto López Hernández, aseguró que habían realizado un censo y que tenían 887 migrantes, sin embargo, el funcionario del Instituto Tamaulipeco del Migrante, asegura que son más, “nosotros tenemos una cifra de poco más de mil 600 migrantes en Matamoros”.

El Delegado del Instituto Tamaulipeco del Migrante en Matamoros, explicó que han sido los apoyos recibidos por grupos civiles y religiosos locales, norteamericanos y del gobierno del estado, como han entregado algunos apoyos a los migrantes que habitan en la calle, entre otros, comida, ropa, agua y algunas cobijas para mitigar el frío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.