Bruselas.- La cantidad de alimentos producidos a nivel mundial debe duplicarse para alimentar a una población mundial en aumento, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por lo cual los formuladores de políticas buscan cómo garantizar la sostenibilidad de los sistemas alimentarios, mientras las nuevas tecnologías aún enfrentan resistencia.

El comisario saliente de Salud de la Unión Europea (UE), Vytenis Andriukaitis, considera que «no podemos lograr la sostenibilidad con los mismos modelos de producción usados hace 100 años, cuando todas las demás variables han cambiado».

Propone que antes de rechazar y prohibir la ciencia, ya sea por los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o las Nuevas Técnicas de Mejoramiento de Plantas (NPBT), “tengamos una discusión seria sobre cómo el progreso en la ciencia puede beneficiarnos al abordar los desafíos del calentamiento global y la biodiversidad».

La ONU estima que la población mundial alcanzará los 8 mil 500 millones en el año 2030; aumentará a 9 mil 700 millones en 2050 y a 11 mil 200 millones en 2100.

Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha señalado que las causas del aumento del hambre incluyen la degradación ambiental y la sequía, ambas afectadas por el cambio climático.

El rápido avance de la biotecnología aborda el cambio climático, pero en muchas partes del mundo, enfrenta a una fuerte oposición. Por ejemplo, los OMG tienen prohibido el cultivo en la mayor parte de Europa y el Tribunal de la Unión Europea dictaminó que las NPBT son básicamente OGM.

Si bien los formuladores de políticas piden confiar en la ciencia, la oposición proviene principalmente de grupos ambientalistas, que insisten en que los sistemas de producción de alimentos y la agricultura convencional deberían cambiar y centrarse en una mayor sostenibilidad y prácticas agroecológicas.

Eric Gall, del sindicato de agricultores orgánicos de la UE (IFOAM), dijo que los OGM han tenido impactos negativos, especialmente en relación con el uso creciente de herbicidas y la consolidación del control corporativo sobre las semillas.

La FAO, por los sistemas sostenibles

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) sostiene que es «imperativo» avanzar hacia sistemas alimentarios sostenibles, que produzcan más alimentos, de mayor valor nutricional y con menos daño ambiental.

La FAO reconoce que los organismos genéticamente modificados pueden ayudar en algunas circunstancias a aumentar la producción y la productividad y, por lo tanto, contribuir a la seguridad alimentaria y la nutrición.

«Pero la FAO también es consciente de las preocupaciones sobre los riesgos potenciales que plantean los OGM con respecto a los efectos sobre la salud humana y animal y el medio ambiente», dijo Chikelu Mba, de la FAO, y añadió que deben evaluarse caso por caso los posibles riesgos y beneficios.

Mba también enfatizó la necesidad de ayudar a los pequeños productores en los países en desarrollo a acceder a las nuevas tecnologías agrícolas. “Es importante contar con sistemas de innovación agrícola que funcionen bien y se financien de manera sostenible. La participación de los pequeños productores es la clave «, agregó.

 

Agencias / Notimex

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.