Las peatonales, el fracaso comercial que llegó a Victoria

475

 

Daisy Verónica Herrera Medrano
Reportera

Las calles peatonales son un éxito para mejorar la movilidad de las ciudades, la longevidad de la población y la cohesión social, sin embargo, cuando no se planean de forma adecuada ni se toman en cuenta los requerimientos básicos, se convierten en el peor “cáncer” de la economía local y terminan “matando” al comercio tradicional.

Un estudio publicado por la Universidad de Santa Mónica, detalla cuales son los ingredientes que se deben tomar en cuenta para que los paseos comerciales convertidos en peatonales sean éxitos y ahí establece que en primer lugar deben estar ubicados en ciudades con menos de 100 mil habitantes y que sean destinos turísticos importantes.

Una vez que se cumplen estas condiciones, deben contar con un “ancla” grande, por ejemplo una universidad, ya que los estudiantes andan a pie y serán un “colchón” base para las ventas, o bien una playa donde el turista camina.

Establece además que el paseo peatonal debe ser asignado en pequeños grupos de una a 4 cuadras como máximo.

Se debe contar además con infraestructura urbana adecuada, lugares de aparcamiento, calles alternas para no congestionar el tráfico vehicular y tener cómodo acceso a la zona peatonal y garantizar la seguridad del peatón para caminar en la zona.

Cumplir a cabalidad con estos requerimientos ha hecho un éxito la peatonalización de calles en otras partes del mundo como Paris, Roma, Nueva York, Berlín, Tokio, y un ejemplo en México es la Morelos en la ciudad de Monterrey, en el vecino Estado de Nuevo León.

La Hidalgo Peatonal en Ciudad Victoria, está muy lejos de esos ejemplos exitosos y más bien, podría empezar a contarse entre los fracasos de las calles peatonales como Las siete calles de Bilbao, en España, la calle Galileo en Madrid, los paseos peatonales en Bruselas, Chicago y el Paseo Morelos en Torreón, Coahuila.

Un ejemplo muy parecido al error de la Hidalgo Peatonal en Ciudad Victoria, es el centro comercial de Sevilla, en España, en donde los comerciantes dicen que el Plan Centro que buscaba peatonalizar la calle fue un fracaso por la falta de atención y que la restricción total al tráfico no dio los resultados esperados para los comerciantes.

La información publicada en el periódico ABC de Sevilla, dibuja una situación muy similar a la que se vive en la capital de Tamaulipas en donde la faltan estacionamientos y de seguridad, hace que las calles peatonales se quedan desiertas de noche cuando cierran las tiendas porque no hay una vigilancia policial acorde con el entorno.

Otro ejemplo de un plan fallido que se asemeja al de Victoria con La Hidalgo Peatonal es la calle de Francisco I. Madero en la Ciudad de México, convertida en un corredor peatonal en el 2010, en donde de acuerdo al gobierno capitalino, 350 mil personas la recorren todos los días y se han desplazando a decenas de negocios locales, dando paso a las grandes franquicias.

Desde la peatonalización en 2010, cambiaron por completo los hábitos de consumo y el carácter político de una calle emblemática por su papel en la historia de la ciudad y del país, se difumina.

Desde la noche del 23 de noviembre de 2018, el Alcalde Xicoténcatl González Uresti, restringió el tráfico vehicular de siete calles del 8 al 15 Hidalgo, el Gobierno capitalino contabiliza hasta 8 mil 500 personas diarias caminando en la zona.

Entre noviembre de 2018 y enero de 2019, el comercio formal perdió 322 empleos, cerraron 14 comercios en la zona centro y las que permanecen intactas son las cadenas foráneas instaladas en la Calle Hidalgo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.