Pasado Meridiano

145

Por: Gricelda Guerra Romero

Caín y Abel

Así como empezó la semana en Matamoros término, sin que quede resuelta la protesta de obreros inconformes por la falta del bono anual, que muchos de ellos consideran que es una obligación.
Semana en que la participación de la polémica abogada Susana Prieto hizo que las manifestaciones crecieran, aun a pesar de que su líder obrero intento hacerles entender el fin de semana sobre la ilegalidad del paro, pero estos se dedicaron a insultarlo y hasta pedían su cabeza.

Por lo que creyendo que lo mejor era traer alguien externo, que desconoce la problemática de la localidad, y que un día decía una cosa y al otro cambiaba la versión.

Pero desde su llegada a Matamoros y tratada a cuerpo de reina, al grado que quienes las escoltaban no querían que ni el viento le diera, impidiéndole a los chicos de la prensa la abordarán, bloqueo especialmente dirigido a los reporteros y camarógrafos de Televisa, los cuales tragaban saliva, ante esos ataques de la abogada, cuando se encontraban en medio de la muchedumbre.

La abogada enfoco su ataque al líder obrero Juan Villafuerte, pero las críticas no solo fueron hacia ese sentido, sino también a la clase trabajadora la toco parte de ese ataque y hasta burlas para aquellos obreros que tomaron la palabra durante el primer día de protesta., pero que tal al día siguiente el discurso variaba y hasta salió en defensa del líder obrero Juan Villafuerte, asegurando que si el paro laboral no funcionaba era por responsabilidad de los mismos obreros.

A final de cuentas la participación de la abogada Prieto Terrazas no sirvió más que para venir a decirles lo mismo que su líder sindical intento inútilmente de decirles sobre las negociaciones y el paro laboral, pero con la diferencia que ella los callo, insulto y al final estos le terminaron aplaudiendo.

Y como dirían la raza su visita nada más sirvió para venir a calentar más el ánimo de la raza obrera, por lo que muchos se preguntan qué intereses fueron los que trajeron hasta ese punto de la republica a la polémica abogada, ya que según Prieto Terrazas ella vino a Matamoros porque la quieren mucho.

Pero como las redes son bien chismosas, pues así como la ayudaron a que se diera a conocer hasta este punto del país, pues ya comienza a filtrarse información que no dejan muy bien parada a la abogada, donde presuntamente es acusada por obreros a los que no solo ocasiono que los corrieran de sus trabajos, sino que además  estos la demandaron por incumplimiento en lo pactado,  y a los que les cobraría su comisión reteniéndoles sus cheques de liquidación ¿será por eso que ella misma insistía en sus participaciones que no creyeran los obreros todo lo que se publicaba sobre ella en los medios de comunicación? a los que tacho de vendidos.

Pero tal como se había dicho la rebelión obrera alcanzo al sindicato de otro líder Jesús Mendoza Reyes, al que le echaron a perder la fiesta que organiza año con año para la prensa, evento que le sirve de foro para sacar sus frustrados sueños artísticos.

Obligando a bajar la cortina por parte del personal del sindicato, ante el temor de que las cosas pudieran pasar a mayores, argumentando el representante legal que no había las condiciones de seguridad para abrir la cortina y entrar para el contracto colectivo que exigían les entregara a los inconformes.

Este escenario fue aprovechado por el destituido líder del SITPME, Leocadio Mendoza quien despotrico contra su propia sangre, haciendo gala de sus dotes de orador se solidarizaba con los manifestantes, asegurando seguir siendo el líder de dicho gremio y haber sido despojado ilegalmente de su cargo por su propio hermano, en lo muchos consideraron una escena de Caín y Abel.

Que rápido se le olvido al ex líder obrero que fue él quien poco hizo por negociar mejores sueldos y prestaciones para sus agremiados.

Pero las cosas no pararon ahí, además que Jesús Mendoza tuvo que olvidarse del encuentro con la prensa, les cayo personal de la CFE y todo por un recibo que termino en manos de los obreros manifestantes, los que exhibieron la ridícula cantidad que pagaban por el suministro, cifra que no coincidía con el consumo excesivo en el edificio, por lo que al realizar la revisión el personal de la CFE se encontró con la novedad de que tenían un “diablito” y pues se le termino cortando el suministro.

En lo que esto sucede la industria maquiladora  reportaba una perdida por 100 millones de dólares tras una semana de paros, pero que las afectaciones serán a mediano y largo plazo aunado a la manchita que tendrá Matamoros ante el mundo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.