Última Opinión

113

Por: Leoncio Daniel Cruz Gómez

Las marcas que dieron nombre a un producto

Un tema muy solicitado en marketing siempre es como las marcas se lograron posicionar tanto en el mercado que su nombre es sinónimo del producto por lo que la lingüística lo llama antonomasia, sin lugar a dudas el sueño de muchos mercadologos y empresarios.

Ácido acetilsalicílico, lápiz adhesivo, pan de caja… Al hacer la lista de compras, difícilmente alguien pone el nombre real de estos productos, sino sus marcas: Aspirina, Pritt, Bimbo… y algunas otras como Resistol, Post-it y Kleenex. Todas acabaron dando nombre a un producto y se convirtieron en el genérico de una categoría.

Estas marcas sobrepasaron los límites de posicionamiento y convirtieron sus productos en una especie de embajadores. Gracias a las estrategias efectivas de marketing lograron que sus nombres se impregnaran en la mente del consumidor, de tal manera que reemplazaron el nombre de un producto. Muchos incorporamos marcas en nuestra habla cotidiana y no nos damos cuenta. En mercadotecnia cuando una marca es tan popular que prácticamente se vuelve sinónimo del producto se dice que tiene un alto nivel de identificación marca-producto.

En Latinoamérica en especial en México las más famosas son:

Aspirina

Para su servidor el mejor ejemplo de mercadotecnia de una marca es esta, que solo la compararía con coca cola, nadie dice ácido acetilsalicílico ni en su casa ni en las farmacias, todos piden una aspirina por lo cual esta marca se comió totalmente al producto médico.

Rímel

Se llama así porque Eugène Rimmel fue el inventor de la máscara no tóxica y fue el primero en comercializarla bajo su propio apellido. Es muy común escuchar entre las mujeres se te corrió el rímel o préstame un rímel.

Olla Express

Aunque la mayoría de las personas no lo sabe, Express es una marca registrada por Ekco, empresa especializada en fabricación y venta de ollas a presión. La marca EKCO debe su nombre a la contracción del nombre de su fundador Edward Katzinger y la palabra Company.

Curitas

Sin duda uno de los grandes nombres que llevan generaciones son los curitas, desde nuestros abuelos a nuestros hijos ahora. Curitas también es una marca registrada, el producto al que denomina son las banditas curativas o banditas sanitarias.

Granola

Granola, Granula y Granullieta fueron marcas registradas en Estados Unidos durante el siglo pasado. Esta mezcla de cereales y semillas se volvió muy popular a partir del movimiento hippie por sus múltiples beneficios y por ser amable con el ambiente para su fabricación. Actualmente Granola ya no está patentada como marca, excepto en Australia.

 

Crayolas

Cuando la maestra nos daba nuestra lista de útiles escolares no podían faltar las crayolas, esos coloridos lápices de cera a los que se les quebraba la punta o se partían a la mitad cuando nos apoyábamos demasiado en ellos. Los productos son crayones, pero mucha gente los sigue llamando crayolas, incluso hoy en día hay tiendas que no ponen la marca sino anuncia crayolas en sus productos.

Nescafé

Una forma muy popular de llamarle a todo tipo de café soluble. Si es que vas a una paletería en los sabores puedes encontrar helados y paletas “sabor Nescafé. Es uno de los ejemplos más claros de identificación marca/producto del mexicano.

Chocomilk

Chocomilk es un claro ejemplo de lo que pasa cuando una marca es tan fuerte en el mercado. Si nos referimos a Chocomilk también nos viene a la mente pancho pantera su logotipo o su personaje insignia, el que ya entro a competir con chocomill es quick , ya ambos se dividen el mercado de productos, al menos en el nombre para el consumidor.

Kleenex

Kleenex es prácticamente sinónimo de pañuelos desechables. Tan bien posicionados están que durante mucho tiempo su slogan “Yo sin Kleenex no puedo vivir” fue uno de los más recordados.

Pan Bimbo

Es la forma más popular de llamarle al pan blanco o pan de caja. L a marca se posiciono tan bien que ya expandio sus fronteras y ya no solo está en México sino en todo el mundo.

Diúrex

Cuando vamos a la papelería es más fácil pedir un diúrex que una cinta adhesiva, ya sea porque el nombre es más cortito o porque ya sabemos exactamente a qué tipo de cinta nos referimos y no hay lugar a confusiones. Así como en México se popularizó la marca Diúrex, en argentina le llama Scotch y en España se conoce como Celo, porque fueron las primeras marcas en comercializarla.

Resistol

Es otro caso de éxito de mercadotecnia ya que no importa si te refieres a pegamento blanco, de barra, o industrial todos le decimos resistol a lo que realmente debería ser pegamento.

Tupper

Un clásico de las mamas mexicanas los tupper, que en realidad deberían ser recipientes herméticos para guardar comida, sobrantes o cualquier otro producto, pero el nombre también ya se heredó por generaciones.

Cotonetes

Cotonetes es la marca comercial de los hisopos que fabrica la marca Johnson & Johnson. Otra marca que marco la mercadotecnia a lo largo de los años, al igual que kleenex es muy difícil cambiar estos productos de higiene personal y decirles por el nombre del producto.

Post it

Este producto comercializado por 3M se ha convertido en las notas adhesivas por excelencia. La marca se volvió tan popular que la Real Academia decidió incorporarla en su diccionario en el año 2014, pero castellanizada y quedando como “pósit”.

Nintendo

No importa que tu consola sea un Wii, un Xbox o un PlayStation, esta marca posciono tanto el mercado en  los 80 y 90 que las mamas y abuelitas solo conocen la palabra Nintendo como sinónimo de videojuegos y en algunos casos aplican la de atari.

La clave está en comprender cómo han logrado calar de forma tan profunda en la mente del consumidor y qué estrategia les ha permitido que el producto sea conocido bajo su marca. La forma más tradicional de convertirse en el genérico de una categoría es ser la primera marca en introducir un artículo al mercado.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.